Seleccionar página

Con el objetivo de capacitar a los artistas en las disciplinas de artes visuales, fotografía, diseño gráfico o afín, la reconocida fotógrafa tabasqueña Yolanda Andrade imparte el taller “La narrativa fotográfica”, en el Centro de la Imagen de Tabasco.

El taller, coordinado por las Secretarías de Cultura federal y estatal, se desarrolla del 14 al 18 de octubre y tiene como propósito realizar una serie de ejercicios entre lo que es el texto escrito y la fotografía, de modo que los 21 participantes tengan una narrativa que no sea nada más visual, sino también sea una narrativa que contemple lo escrito, “con el fin de que la creatividad de cada uno de los participantes se expanda, crezca y ellos se fijen también en los textos, pues normalmente los fotógrafos decimos que nos expresamos con imágenes, pero no sabemos expresarnos con palabras, sin embargo creo que todos somos capaces de hacerlo”, aseguró Andrade.
Explicó que, para ello, en las sesiones están efectuando una revisión de autores que han trabajado la fotografía conjuntamente con el texto. Analizan diversos libros de fotógrafos internacionales, que ya son probadamente maestros dentro del oficio, y además hacen una serie de ejercicios.
Los participantes traen sus propias fotos, escriben sus propios textos y, al final, harán una especie de álbum o diario de trabajo, en el que hablen de sí mismos o bien hagan un ejercicio de ficción, donde no entre lo personal, sino que inventen situaciones, hagan las fotos y escriban los textos.

“Casi todos los participantes son fotógrafos ya hechos, personas muy serias que trabajan mucho la fotografía y que están siempre llenos de curiosidad y de ganas de seguir aprendiendo, porque los fotógrafos nunca terminamos de aprender. Podemos estar en una escuela varios años y de todos modos seguimos aprendiendo de otros fotógrafos y de talleres que tomamos”, indicó la especialista, quien fue becaria de la Fundación Guggenheim de Nueva York, en 1994.
Respecto al desarrollo de la fotografía en Tabasco, comentó que el Centro de la Imagen de Tabasco contribuye al fortalecimiento de esta disciplina, porque en este espacio hay talleres, exposiciones -continuamente- y reuniones de los fotógrafos, en las que hablan de su trabajo artístico.
“Los catálogos que se han realizado en el Centro de la Imagen de Tabasco hablan de un desarrollo muy bueno de la fotografía que se hace en Tabasco. También sé que el maestro Ángel Valdivieso apoya mucho a los estudiantes que están aprendiendo fotografía. Él los lleva a ver exposiciones, por ejemplo, este año me lo encontré con 25 estudiantes en el Festival Internacional de la Imagen (FINI), en Pachuca, Hidalgo. Es uno de los maestros más activos, lo mismo que Edmundo Segura que también da clases en la UJAT”, puntualizó.
A los jóvenes que deseen incursionar en la fotografía, Yolanda Andrade les recomienda mucha dedicación, que constantemente tomen fotos y lean libros de fotografía y novela.
“Ahora tienen la oportunidad de aprender más porque existe el internet. Yo cuando empecé existían pocos libros accesibles aquí en México, no había internet, no habían muchas películas sobre fotografía. Ahora el que no quiere aprender es porque no quiere, porque uno puede estar actualizado a través de los medios electrónicos”, afirmó la fotógrafa, cuya obra figura en colecciones públicas de México, Estados Unidos, Cuba y Japón.
Respecto a sus últimos proyectos, mencionó que el más reciente es un libro que editó, de aproximadamente 30 fotografías que tomó en la ciudad de Londres en el mes de junio; realizó una edición de 50 ejemplares. Asimismo, este año expuso en Pachuca, Hidalgo, en el FINI, donde recibió un reconocimiento por su trayectoria, y presentó una exposición individual en el Museo Nacional de las Culturas del Mundo, en la Ciudad de México; también ha participado en exposiciones colectivas. Actualmente está trabajando fotos del pasado, de las cuales está haciendo el proceso técnico para presentar otro proyecto a corto plazo, ya sea un libro, una exposición o las dos cosas.
“Siempre estoy muy contenta de que me inviten a dar talleres en mi estado natal. Me gusta mucho impartir talleres aquí, porque los participantes, más que mis alumnos son mis amigos, y constantemente estamos en contacto para intercambiar información, ya sea por teléfono o por correo electrónico”, concluyó la destacada fotógrafa que ha participado en exposiciones colectivas en países como México, Canadá, Estados Unidos, Europa y Australia.