Seleccionar página

La Federación y el Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington, pronostican la posibilidad de un rebrote de COVID-19 en Tabasco, si la población baja la guardia y relaja las medidas de prevención

A pesar de que Tabasco pasó a color naranja en el semáforo epidemiológico, la población debe mantener las medidas preventivas como el uso del cubrebocas, la sana distancia y el lavado constante de manos, pues si se descuidan y relajan estas acciones, existen altas posibilidades de que en octubre se presente un rebrote de COVID-19, aseguró la titular de la Secretaría de Salud, Silvia Roldán Fernández.

La funcionaria estatal explicó que si bien en las últimas semanas se ha registrado una disminución significativa en los casos positivos de coronavirus así como de pacientes hospitalizados en la entidad; la pandemia continúa presente, por lo que el riesgo de que se vuelvan a incrementar el número de casos está latente si la población se confía y relaja las medidas preventivas.

“Esto no se ha terminado, esto es un impasse nada más, pero los pronósticos señalan que podemos tener un rebrote en octubre y que podríamos tener problemas incluso hasta diciembre, entonces, bueno, no es que ya se haya terminado”, precisó.

Apuntó que con el cambio de semáforo de rojo a naranja, algunos comercios y servicios que estaban suspendidos por la emergencia sanitaria, como servicios religiosos, gimnasios, tiendas departamentales y salas de cine, volverán a reactivarse, siempre y cuando cumplan con los protocolos establecidos, principalmente en aforos, medidas de higiene y sanitización, uso del cubrebocas al interior, sana distancia, entre otras disposiciones que deberán dar cabal cumplimiento.

Asimismo dijo que estos establecimientos y servicios tendrán que acatar horarios de funcionamiento y días que no podrán aperturar; mantener controlado el número de personas que ingresan a fin de evitar saturación de espacios, además de que no podrán realizar promociones especiales a menos que sean para venta en línea.

Apeló a la solidaridad y conciencia de la población para que continúen usando el cubrebocas, que eviten acudir a lugares donde haya mucha concentración de personas, que se laven continuamente las manos, porque de no hacerlo, las predicciones que han dado a conocer no sólo la Federación, sino también el Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington, es que un rebrote en el mes de octubre podría nuevamente disparar el número de casos positivos de COVID-19, hospitalizaciones e incluso defunciones; de ahí la exigencia de que se sigan conduciendo con responsabilidad y prudencia, sobre todo ahora que inicia septiembre y con ello la celebración de las fiestas patrias.

Roldán Fernández adelantó que en breve se pondrá en marcha en el municipio de Tenosique un Laboratorio Móvil que procesará las pruebas de COVID-19 en la región de Los Ríos, con el fin de evitar que se traigan hasta Villahermosa y los resultados se tengan con mayor rapidez.

A MEDIADOS DE SEPTIEMBRE COMENZARÁ LA DESCONVERSIÓN HOSPITALARIA

En cuanto a la desconversión hospitalaria y la reanudación de actividades y servicios de salud que se tuvieron que suspender por la pandemia, la secretaria de Salud, adelantó que ya se empezó a trabajar en el proceso de desconversión hospitalaria, por lo que de manera gradual se irán reanudando cada una de las consultas médicas y de especialidades.

Señaló que las dos burbujas tanto la del Hospital “Dr. Juan Graham Casasús, como la del Parque Tabasco, continuarán brindando atención a pacientes con COVID-19 al igual que la Unidad de Cirugía Ambulatoria del Hospital Rovirosa; por lo que se tiene previsto que para mediados del mes de septiembre, ya se estará reaperturando gradualmente la consulta externa en los hospitales de alta especialidad.