Seleccionar página

El mandatario conoció a detalle las investigaciones que se hacen con vectores transmisores de enfermedades como dengue, zika o chikongunya.

La secretaria de Salud, Silvia Roldán Fernández, informó que se trabaja en un proyecto para construir una mejor unidad junto al Laboratorio de Salud Pública.

“Nuestro llamado a la población sigue siendo el mismo: evitar depósitos en los que el mosco se pueda propagar, como las llantas, que son como un hotel de cinco estrellas, porque es donde se reproducen rápidamente”, expuso.

Villahermosa, Tabasco, 11 de enero de 2020.- El gobernador Adán Augusto López Hernández, recorrió este sábado la Unidad de Investigación Entomológica y Bioensayos (UIEB) de la Secretaría de Salud, donde expertos realizan estudios con insectos transmisores de virus o parásitos a personas como dengue, zika y chikongunya.

En compañía de la titular de la dependencia, Silvia Guillermina Roldán Fernández, conoció a detalle las investigaciones que se hacen para conocer densidades de mosquitos, su distribución, su importancia médica y pruebas de susceptibilidad y resistencia a insecticidas en estados inmaduros, larvas y adultos, de 105 especies de vectores existentes en Tabasco.

López Hernández, fue informado por el coordinador de la unidad, Luis Miguel Rodríguez Martínez, sobre los estudios que se realizan en cada una de las áreas del laboratorio especializado, ubicado en Villahermosa, mismo que se encuentra certificado por el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece).

Ante los secretarios de Bienestar, Sustentabilidad y Cambio Climático, Mario Llergo Latournerie y de Administración e Innovación Gubernamental, Oscar Trinidad Palomera Cano, explicó que la unidad empezó a funcionar desde el año 2013, principalmente para investigar el contagio del dengue por vector y en los últimos años, los de zika y chikongunya.

Rodríguez Martínez, señaló que tan solo el año pasado recibieron más de 113 mil pabellones; se recolectaron más de 3.3 millones de huevecillos y más de 323 mil se eclosionaron; realizaron 91 pruebas de susceptibilidad, tres de eficacia biológica y residualidad y nueve de penetración lineal, además hicieron 3 mil 941 muestras de identificación taxonómica y 49 vigilancias entomovirológicas.

En su explicación, el entomologo consideró la necesidad de contar con nuevas instalaciones para realizar los trabajos de investigación en mejores condiciones, situación que constató el mismo mandatario tabasqueño, durante su visita.

Luis Miguel Rodríguez, detalló que también el año pasado realizaron un estudio sobre los cuerpos de agua existentes en Villahermosa, que son sitios ideales para la multiplicación de los mosquitos.

“Encontramos 180 criaderos, con más de 72 mil larvas, por lo que estamos solicitando el apoyo de las autoridades para que se hagan limpiezas permanentes de esos cuerpos”, apuntó.

La secretaria de Salud, Silvia Roldán, indicó que en esta unidad recolectan los moscos, siembran huevecillos y se hacen pruebas de todos los insumos de las casas, como herbicidas e insecticidas, para saber qué tanta resistencia tienen los vectores y conocer si son o no nocivos para las personas.

“Este laboratorio está normado por una serie de instituciones, como el Instituto Nacional de Referencia en México, y tiene incorporadas metodologías propuestas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por eso es importante la visita del Gobernador, para que conozca la importancia de la investigación entomológica”, aseguró al término del recorrido.

Roldán Fernández, destacó que dada la importancia de la investigación que se realiza en la unidad, el Ejecutivo estatal dio indicaciones para empezar a hacer la propuesta de lo que se necesita para establecer un laboratorio formal, que podría construirse junto al Laboratorio de Salud Pública, toda vez que hay un trabajo coordinado entre ambas instancias.

Mencionó que este año continuará la coordinación con los presidentes municipales para hacer un trabajo preventivo, sobre todo con aquellos lugares donde más depósitos de agua existen, para que se puedan limpiar y evitar que haya larvas, porque tan solo en Villahermosa existen 180 lugares que son proclives a la propagación del mosquito.

“Nuestro llamado a la población sigue siendo el mismo: evitar depósitos en los que el mosco se pueda propagar, como las llantas, que son como un hotel de cinco estrellas, porque es donde se reproducen rápidamente”, recalcó.

“En este 2019, recolectamos más de 600 tonelada de llantas. Además, la población se resiste a hacer limpieza en sus patios y debe entender que entre más sucio esté su patio, más probabilidades tendrá de enfermarse”, puntualizó la funcionaria.

Junto al subsecretario de Salud Pública, Leopoldo Gastelum Fernández, resaltó que el Gobierno del Estado invirtió más de 100 millones de pesos el año pasado para atender el programa del dengue.