Seleccionar página

Reconoce el PRI el trabajo profesional de los consejeros del órgano electoral, quienes con su resolución garantizan la participación de las mujeres.
• Ninguna persona que haya cometido violencia política de género podrá abanderar al tricolor, asegura Alejandro Moreno.

El Presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno, informó que los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobaron, en la madrugada de este sábado, de manera unánime, la constitucionalidad y la legalidad de los documentos básicos de este instituto político.

Tras lo anterior, en conferencia de prensa, el líder priista explicó que con las reformas aprobadas, “el PRI impulsa la participación de las mujeres, garantiza la paridad y nadie que haya sido señalado de violencia política podrá ocupar un cargo de dirigencia o un cargo de elección popular en nuestro instituto político”.

A su vez, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), consideró pertinente que a las modificaciones realizadas se les otorgue la declaratoria de constitucionalidad y legalidad. Refirió que el PRI cumplió con los procedimientos para efectuar las modificaciones y determinó que los cambios se apegan al marco legal correspondiente, no vulneran derechos partidistas, y son acordes con su derecho de autoorganización y libertad de decisión política.

Por ello, el Revolucionario Institucional reconoció el trabajo profesional de las y los consejeros del INE, quienes, dijo, con esta resolución dan respuesta a propuestas realizadas por los militantes para fortalecer la vida interna del partido.

El pasado 3 de agosto, en el marco de la LI Sesión Extraordinaria del Consejo Político Nacional (CPN), Alejandro Moreno, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), aseveró que las reformas a los Estatutos ponen al PRI a la altura del México de hoy, como un partido moderno, democrático, plural, abierto y listo para los procesos electorales de 2020 y 2021.

Entre las modificaciones a los Estatutos partidistas, también destacan que el PRI podrá aliarse con todas las fuerzas políticas que le aseguren el triunfo de sus candidatos; así como garantizar que la integración de las listas plurinominales tenga por lo menos el 30 por ciento de jóvenes en candidaturas propietarias y suplentes.

Otra de las reformas, establece que los candidatos postulados por el PRI deberán firmar un documento donde protesten lealtad al partido y se comprometan a no abandonar las bancadas. Si así fuera, tendrán que renunciar a su curul, dejando su lugar al partido. De igual manera, los simpatizantes que jueguen por el PRI tendrán que cumplir requisitos de lealtad a quien los postula.