Seleccionar página

El alcalde de Centro, Evaristo Hernández Cruz, se reunió con vecinos de los fraccionamientos Prados de Villahermosa y Electricistas y recordó que se requieren 16 mil millones de pesos para construir una nueva planta potabilizadora y reemplazar la red de agua potable, drenaje sanitario y pluvial.

El Ayuntamiento de Centro, que preside el alcalde Evaristo Hernández Cruz, comenzó las gestiones ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en busca de recursos que permitan la construcción de una nueva planta potabilizadora de agua en Villahermosa, la sustitución de la red de drenaje sanitario y de agua potable, así como la introducción de tubería de drenaje pluvial.

Al sostener un encuentro con vecinos de los fraccionamientos Prados de Villahermosa y Electricistas, quienes expusieron entre sus necesidades la de contar con agua de calidad, el edil recalcó que es urgente realizar acciones para poner fin a la problemática que se enfrenta en la capital tabasqueña.

Recordó que el proyecto tiene un costo aproximado de 16 mil millones de pesos, y resulta difícil que el municipio pueda afrontar ese gasto; por ello, se requiere que la inversión sea realizada por una empresa, y aunque esto ocasionaría el incremento al costo del agua, sería mínimo.

“Son 16 mil millones de pesos, hay que pagar intereses, nuestro cálculo es que aumente de 87 centavos a 1.30 y si la gente termina pagando, va a ser menos”, enfatizó, para luego añadir que la finalidad del proyecto es que cada familia en la capital tabasqueña, cuente con agua purificada en su casa, algo similar a lo que ocurrirá en la ranchería Ismate y Chilapilla segunda sección, donde pronto será inaugurada la primera planta purificadora de agua.

“Tampoco hemos dejado de luchar, estamos haciendo presión en Hacienda a ver si nos dan parte de ese dinero. Le he insistido al gobernador: vamos a hacer algo en nuestro periodo de gobierno, vamos a dejarle a la ciudad lo que urge”, indicó.

Acompañado del secretario del Ayuntamiento, Madian de los Santos Chacón, el delegado municipal, Carlos de Jesús López Castillo, así como directores, coordinadores y regidores, el alcalde reiteró el compromiso de su administración para realizar obras que mejoren la calidad de vida de las familias de Centro.

Recordó que alrededor del mercado público “José María Pino Suárez”, se realizan obras de sustitución de tuberías de drenaje sanitario y agua potable, así como la introducción de tuberías de drenaje pluvial con una inversión de 150 millones de pesos, pero es necesario hacer estos trabajos en toda la ciudad.

“No hay dinero, hay que conseguirlo, cambiar tubería y meter concreto hidráulico. Que cada quien en tu casa pueda tener agua purificada”, insistió, para luego agregar que las peticiones entregadas por los vecinos serán atendidas; entre ellas, el tema de seguridad, y en breve, se buscará reunión con autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública, para exponer la problemática del lugar.

El edil se comprometió a regresar a esas zonas habitacionales el 21 de noviembre, a fin de dar seguimiento a las acciones emprendidas, tras la reunión con los vecinos.