Seleccionar página

René Alberto López

Cualquier plan de gobierno que se hace sobre las rodillas o al calor de las emociones no puede alcanzar resultados óptimos y en ese marco se podría colocar lo que ocurrió en su primer año con uno de los programas estelares del gobierno federal.

De ningún modo se apuesta porque la vaya mal al gobierno del primer presidente tabasqueño, pero sí que se corrijan las fallas y se apliquen de mejor manera sus funcionarios, para no desperdiciar el presupuesto de los mexicanos.

Cuando se dio a conocer Sembrando Vida, en Tabasco muchas voces no le auguraban éxito porque observaron que en la entrega de los recursos no había reglas de operación.

Ahora se sabe que ese proyecto en su primer año por angas o por mangas no logró las metas deseadas, pues Organismos no Gubernamentales que le han dado puntual seguimiento al programa reportaron que sólo consiguió plantar 14 por ciento de lo planeado por sus hacedores.

Y es que la Secretaría de Bienestar que tiene a su cargo las acciones señaló que el año pasado se sembraron 80 millones de plantas de los 575 millones previstos para 570 mil hectáreas, además consideró que de lo plantado 50 por ciento habría sobrevivido.

Sobre el tema, el especialista Sánchez Valle, de la Red Mocaf, estimó que con la experiencia de décadas de organizaciones comunitarias hubiera ayudado a elevar el porcentaje en el 2019.

Por cierto, tabasqueños que han sido funcionarios de gobierno y saben del tema de administración, explicaron en infinidad de veces que sin reglas de operación específica el programa Sembrando Vida caminaba al fracaso.

En su momento en este espacio citamos en repetidas ocasiones casos de los municipios de Teapa, Tacotalpa, Balancán y del municipio de Cárdenas en donde todo el mundo hablaba en centros de reunión de las irregularidades conocidas por el populacho: gentes que fueron metidas sin contar con las hectáreas exigidas, otros que desforestaron terrenos para poder cobrar los 4 mil 500 pesos mensuales y, el colmo, ganaderos que presumen hasta 10 tarjetas para cobrar el beneficio en su poder. “Gracias, AMLO”, decían en tono burlón.

Por fortuna en 2020 al parecer ya habrá orden, porque de seguir como iban era tirar el dinero a la basura. Este año será diferente al 2019 en que solo se emitieron lineamientos de operación del programa Sembrando Vida. La Cámara de Diputado mandató las reglas de operación y a más tardar el 28 de febrero serán publicadas. Eso está mejor.

Ahí se las dejo…

La botica

1.- Aún no está dicha la última palabra y el gobierno podría recular en el tema de suspender los puentes vacacionales. La Unión de Secretarios de Turismo de México trabaja para formar un frente junto con el Legislativo a fin de evitar la derogación de los fines de semana largos. El presidente de esa agrupación Luis Humberto Araiza López hablará con Luis Alegre, legislador que encabeza la Comisión de Turismo en la Cámara de Diputados, para frenar el avance de la propuesta. Argumentó que los días de asueto, aprobados en 2004, han sido incluso reconocidos en el extranjero. Para remachar, Araiza indicó que el reciente fin de semana largo dejó una derrama económica de 4 mil millones de pesos únicamente en el tema de hospedajes.

2.- Al parecer el PRI de Dagoberto Lara Sedas navega en la desinformación o simplemente flotará en el valemadrismo, porque según le escribieron a esta columna, en la cabecera municipal de Tenosique todos saben que el ex alcalde Francisco Abreu tiene reprobada su cuenta pública, no obstante le cedieron el importante cargo de secretario de Organización en el Comité Directivo Estatal, cuando el nuevo tricolor que pretende Alejandro Moreno Cárdenas se propone alejar cualquier sospecha de corrupción en el partido. Según el mensaje que nos llegó a la redacción, fue el delegado del partido, el tal Genaro Abreu, el que colocó al ex edil en ese cargo. Mal mensaje hacia afuera.