Seleccionar página

Por: René Alberto López

Del discurso al hecho. En campaña siempre se propone atacar las prácticas nocivas de raíz, sobre todo en los niños, en los jóvenes, esto es, crear condiciones para una vida sana, conducirlos, pues, al sector de los buenos ciudadanos.

Joaquín Borges, director artístico con reconocimientos en Europa y América, está coadyuvando con esta área en Tabasco, aportando su talento desde el ayuntamiento de Centro.

Invitado por el presidente municipal Evaristo Hernández Cruz, este talentoso músico sembró así la primera gran semilla en esta capital al fundar la primera Orquesta Sinfónica de Villahermosa en su género: con niños y adolescentes de 100 comunidades del municipio de Centro.

En su presentación, como parte de los eventos de celebración del primer año de este gobierno municipal, el propio Borges reveló que la idea nació del alcalde de Centro, con el propósito de que los jóvenes tabasqueños en el mañana mejor empuñen un instrumento musical que un arma. A eso se le llama: amor a su tierra.

Según narró Borges el sábado último, la noche de la presentación del grupo musical, no ha sido nada fácil recorrer comunidad por comunidad y escuela por escuela, claro, realizando audiciones para descubrir talentos musicales.

Por eso, no paró de agradecerles a los padres de familia por su colaboración, así como a maestros y músicos tabasqueños por su aporte para llevar a la realidad este propósito.

Así, el sábado en la noche quienes asistimos a la presentación de la Orquesta Sinfónica de Villahermosa, nos llevamos tremenda sorpresa. La verdad, la verdad, cuanto talento de niños y juveniles reunidos en ese evento.

En ese ambiente de gran familia tabasqueña, de camaradería, de concordia que, ya se extrañaba, convivió gente del pueblo con su presidente Evaristo Hernández, lo mismo con el secretario de educación, Guillermo Narváez, regidores y diputados federales, incluso de otros estados.

Por cierto, el alcalde corrió la cortesía al ex presidente municipal Florizel Medina Pereznieto, ubicado en las primeras filas.

De este modo, el público se deleitó y premió de pie las interpretaciones: El hombre del Sureste, Caminante del Mayab, Historia de amor, Blancas Mariposas, Perfume de Gardenia, La Negra, Teléfono a larga distancia, Villahermosa, El Tigre.

Todas ellas trabajadas con excelencia por los niños y adolescentes que componen el primer grupo, porque vienen más, según explicó Borges, quien mencionó que con ayuda de músicos tabasqueños, maestros en la materia, logró conjuntar el grupo de 146 niños de 100 comunidades del municipio de Centro, con edades de entre ocho y 16 años.

La verdad, la verdad, dejaron maravillado al público con las piezas que ofrecieron, pues la orquesta tiene agregados novedosos como tamborileros y marimba, además de coro infantil y rondalla.

Pero aún hay más: el proyecto auspiciado por el gobierno de Centro es ambicioso. El maestro Borges dijo que el reto es tener a mil niños tocando el próximo año en ese mismo lugar y por las mismas fechas.

Ahí se las dejo…