Seleccionar página

René Alberto López

Uno podría preguntarse si los ataques y todo tipo de represión a la prensa, esto es, a la libertad de expresión, ¿terminarán por callar a los medios de comunicación? La respuesta es: no

Porque en el municipio tabasqueño de Jonuta acaba de suscitarse otro agravio a la prensa, ahora a una estación de radio. Sus motivos tendrán quienes actuaron de manera vil para intentar boicotear a Radio Río, pero la respuesta inmediata de la estación no se hizo esperar: “no nos van a callar”.

Así, los medios de comunicación se sitúan como el blanco preferido de los enemigos de la libertad de expresión, pues ahí laboran y producen los profesionales, los que saben ejercer el periodismo y, los que tocan intereses malsanos de personas o grupos, al grado de que estos reaccionan de manera violenta.

Según la chata visión de algunos mortales, con la irrupción de las redes sociales, los medios de comunicación ya no impactan. Pero quienes así piensan, están extremadamente equivocados.

La prensa tradicional seguirá escribiendo y narrando la historia de los pueblos, y, ello molesta a los enemigos de las libertades y de la democracia.

Por eso es la que recibe más ataques desde agresiones, represión de autoridades y grupos violentos, chantajes de los gobiernos con la publicidad e incluso con la muerte de muchos compañeros que han caído cumpliendo con su profesión de informar.

Ahora tocó el turno a una estación de radio, cuyo trabajo realiza con muchos sacrificios en una de las regiones más rezagadas del estado de Tabasco. Me refiero a Radio Río, casualmente el medio donde se informa una amplia población.

Sus radioescucha son particularmente de zonas rurales, y sus voz se escucha en regiones de Chiapas y Campeche, cercanas al municipio tabasqueño de Jonuta.

Aquí el hecho: la estación de radio denunció que la madrugada del martes, desconocidos incursionaron en la Torre de Transmisión, ubicada en la ranchería Rivera Alta, en la periferia de esa cabecera municipal.

Ahí cortaron cables de energía eléctrica, por lo que ante los daños causados, la estación salió del aire. Los concesionarios de inmediato actuaron y lograron reactivarla. Ahora presentarán una demanda ante las autoridades federales.

Por supuesto el percance preocupa al medio de prensa en Tabasco, pues se puede tomar como un mensaje. Y es que hasta la persona menos informada, pensaría que es sólo una abierta advertencia, y aquellos interesados en boicotear Radio Río, hoy estarían tramando otra insana estrategia, en su perverso interés de callar a la estación.

Bien. Los concesionarios y su personal, no se arredran, advirtieron que seguirán adelante con el respaldo de la población de Jonuta y municipios aledaños de Campeche y Chiapas.

Ahí se las dejo…

La botica

1.- El lunes 14 de octubre a las 9:30 de la mañana se exhibirá la película: “Inesperado” en la sala Cinemax de la Plaza Altabrisa, en la capital tabasqueña. Eduardo Verástegui figura como productor ejecutivo, quien estará presente, mientras que la diputada federal por Tabasco, Soraya Pérez, es la embajadora de la cinta, por lo que extiende la invitación a los comunicadores para que asistan a la premier, exclusiva para medio de comunicación.