Seleccionar página

Con el acelerador a fondo, concluye el Gobernador una semana de trabajo que se tradujo en obras para habitantes de Centro, Macuspana, Cunduacán, Jalpa de Méndez, Nacajuca y Cárdenas.

Villahermosa.- El ‘chipi chipi’, esa lluvia menuda, casi flotante, que bajo este modismo mucha gente describe de forma chistosa, se suelta y hace que más de uno recurra a sus capotes, en su mayoría amarillos, para protegerse de las inclemencias del tiempo.

Es viernes de la semana del informe, el primero del sexenio. La maquinaria de gobierno ha metido el acelerador al fondo; la obra pública comienza a cristalizarse a un ritmo nunca antes visto en la última década. En Centro, en Macuspana, en Cunduacán, en Jalpa de Méndez, en Nacajuca, en Cárdenas, la Cuarta Transformación ‘ya se vive, ya se palpa’.

Hay obras de todas dimensiones: desde ‘chicas’ hasta de gran impacto social; desde calles pavimentadas hasta la reconstrucción de caminos, rehabilitación de redes de agua potable y drenaje, áreas de atención médica más amplias, oficinas de justicia más confortables, laboratorios para la ciencia y la investigación, además de puentes en proceso de reconstrucción.

Obras para educación, salud, seguridad, justicia, desarrollo urbano, modernidad… en todos los rubros, los compromisos se cumplen, los beneficios se multiplican; ese es el sentido del régimen de la llamada 4T: dar un nuevo rostro a Tabasco.

El fin de semana se asoma. Después de intensas giras por localidades de seis municipios a lo largo de los cinco días recientes, la última parada del Gobernador Adán Augusto López Hernández —a 48 horas del informe de su primer año de gestión— es Villahermosa, la capital estatal.

Las luces en azul y rojo que salen destellantes, de manera intermitente, de la torreta de la patrulla número 67624 de la Policía Estatal de Caminos alertan a los automovilistas, ponen orden al tráfico vehicular en el paso por el puente Grijalva IV, en las inmediaciones de la colonia Casa Blanca, y advierten de otra jornada pasada por agua.

Las maniobras de la maquinaria y el ruido proveniente de marros golpeteando cilindros metálicos, hacen evidentes los trabajos de mantenimiento correctivo que recién inician en la estructura y que se prolongarán por espacio de tres meses.

Son las nueve de la mañana con 16 minutos; al lugar de los trabajos, arriba el Gobernador López Hernández, acompañado del secretario de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas (SOTOP), Luis Romeo Gurría Gurría. Del cielo nublado se precipita la lluvia, para esa hora más nutrida.

El mandatario luce como siempre de buen humor, pese a la intensa jornada de la semana, y se dispone a iniciar un recorrido para supervisar la rehabilitación integral de cuatro puentes en los que se aplica una inversión global de 82 millones de pesos, proveniente de economías y del Fondo para Entidades Federativas y Municipios Productores de Hidrocarburos.

El Grijalva IV, es el primero. Para la inspección, Adán Augusto desciende por una sinuosa vereda que con la lluvia se ha puesto fangosa y resbaladiza. Tras un tramo en declive de aproximadamente 20 metros, llega hasta la subestructura, debajo del puente, donde se encuentran las trabes y los pilotes.

La explicación técnica está a cargo de personal de la empresa Cimentaciones y Puentes SA de CV, responsable de la obra.

“La reconstrucción de la losa de acceso, la sustitución de placas para trabes en ejes de apoyo, sustitución de apoyos esféricos para las estructuras de arco metálico, pintura general, colocación de carpeta asfáltica para mejorar la superficie de rodamiento, rehabilitación de luminarias y señalamientos viales”, son agrosso modo las labores.

Las acciones forman parte del programa de mantenimiento que la SOTOP ha denominado “Reconstrucción integral de los puentes de estructura metálica tipo arco en el municipio de Centro”, lo que lleva al mandatario a replicar inspecciones también en el puente Carrizal, a la altura del Tec Milenio, así como en el Carrizal III de Bosques de Saloya, y el Carrizal IV, que conduce al Parque Tabasco.

En cada uno, recibe reportes por parte de los contratistas: Merodio Construcciones, Ingeniería y Desarrollo Urbano, y Grupo Empresarial de Puentes y Estructuras. Todos rinden cuentas de las actividades que recién comienzan y que en conjunto beneficiarán a más de 850 mil habitantes.

Entrevistado por los medios de comunicación, el jefe del Ejecutivo precisa que la intervención en estas cuatro estructuras que garantizan el paso de vehículos por los ríos Grijalva y Carrizal representan “un asunto de seguridad, pero también de movilidad”.

Al final, se declara listo para rendir cuentas ‘en tiempo y forma’ al pueblo de Tabasco, este domingo 10, el segundo del mes de noviembre, tal como mandata la Constitución Política del Estado. Señala no temer al debate ni tener problema alguno con el formato aprobado por los diputados locales.

“Los vamos a escuchar y si ellos (los legisladores) están dispuestos a hacer preguntas, yo estoy dispuesto a escucharlos”, anticipa, y remarca que la suya es una relación de respeto con el Legislativo.

–“Pero hay veces que los señores diputados se salen de tono”, le advierten. –“Bueno, eso ya es asunto de cada quien, yo voy a escuchar y a responder respetuosamente”, concluye.