Seleccionar página

• Adelanta la titular de la Secretaría de Salud que a partir de la próxima semana, se determinarán acciones para evitar nueva oleada ‘igual o peor’ a la de junio

• En Nacajuca, serán instalados dos módulos de diagnóstico rápido para la aplicación de pruebas de antígeno, uno en la cabecera, y otro, en Bosques de Saloya, anticipa

• Frente a fiestas guadalupanas, de Navidad o de Fin de Año, el llamado a la gente es enérgico: ¡Quédense en casa!
• Alerta que jóvenes son ahora principal fuente de dispersión del virus

Ante el repunte de casos positivos a COVID-19 registrado en los últimos días, la Secretaría de Salud del Estado endurecerá medidas para frenar la dispersión del virus, evitar aglomeraciones y garantizar el cumplimiento de las disposiciones sanitarias establecidas para la contención de la pandemia, sentenció la titular de la dependencia, Silvia Guillermina Roldán Fernández.

La funcionaria estatal advirtió que el número de hospitalizados por males respiratorios ha crecido recientemente a un promedio de 10 pacientes diarios en la entidad, por lo que conminó a la ciudadanía, en especial a los jóvenes, a tomar conciencia y asumir un comportamiento responsable por la peligrosidad de la enfermedad.

Dijo que frente al relajamiento que ha adoptado un sector de la población, a partir de la semana entrante, serán anunciadas nuevas medidas, que no son producto del azar ni de la ocurrencia, para impedir que Tabasco tenga una segunda oleada “tan fuerte o peor” como la que afrontó en junio, cuando alcanzó un registro de 700 hospitalizados al mismo tiempo.

Roldán señaló que el crecimiento en el número de casos COVID es resultado de una mayor movilidad ciudadana, pero, alertó, “hoy estamos encontrando muchos jóvenes positivos, que son el punto de contacto para que la gente de la tercera edad se infecte”.

Sostuvo que si en este momento “no logramos convencer a todos los jóvenes de que no es momento de fiestas ni de posadas o de reuniones, Tabasco va a seguir creciendo en casos”.

Con respecto a los festejos guadalupanos, que como cada año se realizan el 12 de diciembre, o las festividades de Navidad y de Fin de Año, la titular de la Secretaría de Salud volvió a dejar claro que aún no es momento de aglomerarse en ningún tipo de reunión.

El llamado a las familias es: “¡Quédense en casa! Porque el cuidado es una cuestión de madurez personal; estamos creciendo en positivos y si seguimos actuando de la misma forma podemos tener una oleada peor a la de junio o julio pasado”.

Adelantó que como parte de la estrategia para contener la transmisión de la enfermedad, la semana próxima la Secretaría de Salud instalará dos módulos más de diagnóstico rápido en Nacajuca, uno en la cabecera municipal y otro en Bosques de Saloya, que se sumarán a los tres que ya operan en “zonas calientes” de la ciudad de Villahermosa.

Aplican 3 mil test de antígenos

La secretaria de Salud comentó que sólo a través de los módulos de diagnóstico instalados en el parque “Domingo Colín” de la colonia Gaviotas Norte, el estacionamiento de la plaza “La Mega” en Ciudad Deportiva, y el parque “Diana Laura Riojas de Colosio” de Ciudad Industrial, se han aplicado más de 3 mil pruebas rápidas de antígeno, de las que un número importante ha arrojado resultados positivos.

El propósito, explicó, es contar con una plataforma que contenga toda la información de los casos positivos, para rastrear a sus contactos e identificar si hay más infectados en su entorno para aislarlos cuando menos 14 días e impedir que contagien a terceros.

Silvia Roldán Fernández reiteró que los módulos de diagnóstico rápido permiten en menos de 30 minutos saber si la persona es positivo o no, pero para ello, recalco, es fundamental que el paciente presente sintomatología; en caso contrario, debe someterse al test habitual de PCR.

Entrevistada en el noticiero vespertino de Televisión Tabasqueña, Roldán Fernández dijo que si bien la apertura de la economía es importante, más relevante resulta la vida de las personas, por lo que si las empresas o comercios insisten en desestimar las medidas sanitarias y no respetan los protocolos, se tendrán que volver a cerrar.

Indicó que ante la inminente llegada de las vacunas en México no hay que confiarse, porque no es lo mismo tenerla disponible a que toda la gente esté vacunada, y para ello, advirtió, “aún resta un buen trecho”.

Roldán Fernández exhortó a todos aquellos que presentan algún tipo de síntoma o ya dieron positivos, a llevar un monitoreo de su saturación de oxígeno, porque eso resulta una medida esencial para salvar la vida o no.

“El no llegar a tiempo al hospital en tiempo es terrible, porque un litro de oxígeno en casa no nos va a salvar; quien ya tiene oxígeno en casa requiere ir a que le tomen una tomografía y marcadores inflamatorios, y si no lo hace, cuando sobreviene el momento crítico sólo llega al hospital a entubarse”, lamentó.

“Se queda en casa, sólo el que no tenga síntomas graves ni insuficiencia respiratoria; el que esté saturando a partir de 93 o menos, tiene que acudir de inmediato a recibir atención a un centro hospitalario”, recomendó.

La Secretaría de Salud además garantizó que hoy el personal médico ha aprendido a manejar de mejor manera a los pacientes.