Seleccionar página

Eugenio Hernández Sasso

Con la virtual alianza opositora del PRI-PRD-PAN, es casi seguro que el ex gobernador Andrés Granier Melo, “El Químico”, o “El Chelo” como popularmente se le conoce, estará en la boleta para la alcaldía de Centro en las elecciones constitucionales de 2021.
Después de las declaraciones que Dagoberto Lara Sedas, líder DEL PRI; Javier Cabrera Sandoval (PRD), y Pedro Gabriel Hidalgo Cáceres (PAN) hicieron de manera conjunta para anunciar el acuerdo de que un priísta, hombre, irá por la presidencia municipal de Centro, no cabe la menor duda que el ex gobernador de Tabasco será el ungido, quién además se medirá con su homólogo Manuel Andrade Díaz.
De esta forma, “El Químico” está a punto de consolidar su meta y lavar completamente su imagen, pues desde que salió de la cárcel, sin cargo alguno, quedó de manifiesto que el juicio al que lo sometió Arturo Núñez Jiménez solo fue una ingratitud de parte de su compadre, pues nunca le comprobaron ningún delito.
Si el año próximo Granier Melo compite por la capital del estado, también será evidente que el dirigente priísta Dagoberto Lara Sedas redujo prácticamente todo “el poder de su partido” al municipio de Centro, y, al mismo tiempo, cedió posiciones en la mayoría de las 17 localidades de Tabasco.
Es decir, su ambición se limitó simplemente a la popularidad de “El Chelo Granier” y, seguramente, le habrá mentido a muchos cuadros que se sentían con la capacidad de competir y ganar sus municipios en La Chontalpa, Los Ríos y La Sierra. Se comprobará, entonces, que no le importó sacrificar a priístas con amplias posibilidades de adjudicarse la victoria en otras localidades.
Es seguro que a muchos les miente vendiéndoles la esperanza de llegar a ser postulados por su partido, para que al final de cuentas les “explique” qué, debido a los acuerdos tomados tendrán que inmolarse a nombre de la “poderosa alianza opositora”, porque el Centro es lo más representativo y en dónde cuentan con un candidato fuerte.
Al poner todos los huevos en la canasta de Centro, Dagoberto Lara también pondrá en juego su futuro político, pues Andrés Granier se enfrentará con toda seguridad contra Mario Llergo Latournieri, un joven que ha trabajado el municipio desde hace mucho tiempo y tiene imagen de ser un político serio, capaz y que no miente al pueblo.
Si el enfrentamiento se da entre ambos, Morena no va a competir para perder el Centro con uno de los ex colaboradores más eficientes del gabinete de Adán Augusto López Hernández, solo que Andrés Granier, gane o pierda la elección de 2021, será un triunfador porque habrá lavado la imagen no solo de su persona sino de todo su linaje, a fin de allanarle el camino a su hijo Fabián Granier Calles, quién probablemente, en esta ocasión, será diputado local plurinominal.
Si los resultados no favorecen a la alianza PRI-PRD-PAN en la elección de 2021 en el municipio de Centro, el perdedor absoluto será Dagoberto Lara y el tricolor, pues habrá desperdiciado la oportunidad de recuperar otros espacios donde la gente está totalmente desanimada de los malos gobiernos del PRD, así como de los actuales alcaldes morenistas, y se habrá negado a dar continuidad al impulso que le acaba de dar Alejandro Moreno Cárdenas a su partido, con el triunfo en Hidalgo y Coahuila el pasado 18 de octubre.
Sassón
¿Se ha dado usted cuenta que en las últimas tres visitas del presidente Andrés Manuel López Obrador a Tabasco el alcalde Evaristo Hernández Cruz no le ha acompañado? ¿Cómo puede ser que el edil del municipio más afectado por las inundaciones no haya salido a hacer su grilla del brazo del jefe del Ejecutivo Federal? ¿Tanto odiará el pueblo al pobre “Vara” que Andrés Manuel lo tiene que hacer a un lado para no poner en riesgo sus giras?