Seleccionar página

Afirma el mandatario que Tabasco está preparado con recursos técnicos y humanos, para afrontar efectos de frentes fríos números 4 y 5, que dejarían precipitaciones acumuladas de 250 a 600 milímetros en los próximos ocho días
• Situación hídrica de la entidad está bajo control; la mayoría de los ríos permanece en niveles estables y la capacidad de almacenamiento de Peñitas está al 80%; hay que estar alertas y en comunicación continua, recomienda

El gobernador Adán Augusto López Hernández declaró en sesión permanente el Consejo Estatal de Protección Civil ante el inicio de la fase intensa de la temporada de lluvias y en particular por la inminente llegada de dos frentes fríos que de manera consecutiva provocarían “lluvias copiosas” en toda la región.

López Hernández afirmó que Tabasco está preparado con recursos técnicos y humanos, para afrontar los efectos de los frentes fríos número 4 –que ingresó este martes a territorio estatal– y número 5, cuyo tránsito por la región se espera para el próximo sábado.

No obstante, ambos sistemas tendrán impacto en la entidad por un espacio aproximado de siete a ocho días, lo que implicaría lluvias acumuladas de 250 a 600 milímetros, por lo que el mandatario llamó a todas las autoridades que conforman el Consejo de Protección Civil a permanecer alertas y en coordinación, con el fin de activar en cuanto se requiera los protocolos de protección y auxilio a la población.

Durante la Segunda Sesión Ordinaria del Consejo Estatal de Protección Civil, efectuada la tarde de este martes en el salón “José Gorostiza” de Palacio de Gobierno, el jefe del Ejecutivo aseguró que su gobierno mantiene permanente comunicación con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y ésta a su vez con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), responsable de la operación de las presas del Alto Grijalva, para enfrentar cualquier eventualidad.

Llamó a no caer en alarmismo y dijo que, si bien se esperan “lluvias copiosas” para el transcurso de los próximos ocho días, “éstas no son atípicas para la época, pero sí en relación con lo que ha llovido los últimos cuatro o cinco años”.

El Gobernador aseveró que hasta el momento toda la situación hídrica de la entidad se encuentra bajo control, dado que la mayoría de los ríos que atraviesan el territorio estatal permanecen en niveles estables y por debajo de sus escalas críticas o rangos de afectación.

Precisó que en el caso específico de la presa Peñitas, cuyos escurrimientos impactan en la planicie tabasqueña, de acuerdo con informes de la Conagua, su capacidad de almacenamiento se encuentra a un 80 por ciento y con un promedio de extracción de 500 metros cúbicos por segundo.

No obstante, advirtió que de registrarse lluvias intensas en los Altos de Chiapas, Peñitas tendría que aumentar sus niveles de extracción, con las consecuentes implicaciones que ello tendría para las zonas bajas de Nacajuca y Jalpa de Méndez.

De manera específica, pidió poner especial atención en zonas costeras de Huimanguillo y Cárdenas, partes bajas de Paraíso y puntos específicos de Centla, así como a las zonas serranas de Tacotalpa y Teapa ante el posible registro de deslizamientos.

Indicó que en la actualidad, gracias a los trabajos de desazolve efectuados en las inmediaciones de la compuerta El Macayo, el gasto proveniente de esa zona está equilibrado, derivando 60 por ciento hacia el Samaria y 40 por ciento hacia el Carrizal.

El mandatario insistió ante todas las autoridades federales, estatales y municipales a mantener una comunicación efectiva, porque ante el contexto que vive México por la pandemia de COVID y de la que Tabasco no está exento, “no sólo hay que cuidar el asunto de las afectaciones sino también el tema del cuidado sanitario”.

Ante ese escenario, exhortó a las autoridades a duplicar las medidas de protección en caso de que haya la necesidad de movilizar a familias afectadas a albergues temporales.

ACTIVAN CENTRO ESTATAL DE OPERACIONES

Por su parte el coordinador de Protección Civil del Estado, Jorge Mier y Terán Suárez, informó que a partir de este miércoles se instalará de forma permanente y hasta el tiempo que perdure la emergencia, el Centro Estatal de Operaciones en el que participan todas las instancias estatales y federales que tienen que ver con el auxilio a la población.

Indicó que de manera permanente el IPCET, mantiene coordinación con las unidades municipales de Protección Civil, las dependencias estatales y federales; asimismo, se da seguimiento a la regionalización de los fenómenos hidrometeorológicos y sus posibles afectaciones, además de la oportuna emisión de los avisos precautorios y la capacitación continua.

Como parte de la preparación y mitigación del temporal, informó al mandatario que se tienen previstos 724 inmuebles como posibles refugios temporales, se ha instalado 21 bombas de achique en zonas susceptibles a afectación en varios municipios y se llevan a cabo limpieza y desazolve de alcantarillas y pasos de agua.

Aunado a ello, se realiza la inspección de charnelas, puentes y pasos de agua, se mantiene el monitoreo físico en ríos y zonas de vados, así como la poda de árboles.

Afirmó que en caso de presentarse la emergencia, se tiene garantizada la evacuación y operación de los refugios temporales, el recorrido de supervisión y desalojo de agua, la tala de árboles y gestión de peligros derivados de la caída de cables de electricidad, la liberación de caminos obstruidos por deslizamiento de laderas, así como el apoyo humanitario en comunidades y refugios temporales.

Jorge Mier y Terán pidió a las familias que se asientan en zonas bajas, susceptibles a inundación a resguardarse de manera preventiva con familiares, así como atender las recomendaciones en los refugios temporales derivado de la pandemia del COVID-19.

SE ESPERAN LLUVIAS DE MÁS DE 250 MM

En su oportunidad, Felipe Irineo Pérez, director local de la Conagua, dio a conocer que el frente frío número 4 traerá consigo lluvias intensas de 150 a 250 milímetros en las subregiones Centro, Pantanos y Los Ríos, y mayores a 250 milímetros en La Chontalpa y La Sierra. Alertó que estos parámetros se mantendrán este martes y mañana miércoles.

Agregó que, aunque se estima que los días jueves y viernes disminuya el potencial, se esperan lluvias de 50 a 75 milímetros en Centro, Pantanos y Los Ríos así como de 75 a 150 milímetros en La Chontalpa y La Sierra.

Sin embargo, para el transcurso del sábado ingresaría el frente número 5, lo cual podría complicar la situación.

“Hacía cuatro o cinco años que no teníamos lluvias como las de ahora; el pronóstico es que será un cierre de año lluvioso. De mayo en adelante ha llovido más que el promedio mensual; junio bajó, pero en julio, agosto y septiembre rebasamos el promedio mensual”, concluyó.