Seleccionar página

Asume la dirigencia estatal de la CNC y subraya que el desafío es reinventarse, trazar nuevas metas, apostarle a una mayor diversidad y abonar por dar un giro a la actividad agropecuaria, con un carácter empresarial

“Los convoco a trabajar en unidad y solidaridad, con la fe en construir un campo más fuerte y productivo, señaló hoy Carlos Hernández Reyez, al tomar poseción como delegado, con funciones de presidente, de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en Tabasco.

Luego de rendir protesta ante el delegado regional de esa organización, Alfredo López Valdovinos, y del presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Dagoberto Lara Sedas, Hernández Reyez afirmó que el reto de los campesinos tabasqueños es echar mano de su ingenio y creatividad, a fin de que las actividades productivas del país, y de Tabasco en particular, no se detenga.

El desafío es, agregó, mantenernos sanos y continuar produciendo alimentos accesibles para la población; “debemos reinventarnos, porque para lograr algo nuevo tenemos que hacer lo que regularmente no hacemos”.

Ante su antecesora Minerva Santos García, Carlos Hernández consideró que se deben trazar nuevas metas y diseñar rutas para alcanzar los objetivos planteados.

Hay que tener actividades productivas alternas, apostarle a una mayor diversidad, para que cuando una falle, se obtengan ingresos por otra fuente, añadió el líder campesino.

Afirmó que en estos tiempos de dificultades económicas se debe “abonar por dar un giro a nuestra actividad, con un carácter empresarial. El pasado no es posible modificarlo, pero sí podemos construir un mejor futuro, resarciendo nuestro ecosistema, para un mayor equilibrio y sustentabilidad productiva”.

Subrayó que el trabajo y esfuerzo diario son la mayor riqueza para superar los actuales desafíos del campo. “Un campo donde sus mujeres y hombres, son el centro y la razón de ser y hacer en esta encomienda”.