Seleccionar página

El de la austeridad es un “discurso demagógico” que confunde democracia con recursos, afirmó el Presidente del PRI y de la COPPPAL.

La cancelación de la construcción del aeropuerto en Texcoco costó 220 mil millones de pesos, con los cuales se podría financiar cien años la democracia en México, dijo.

Desde el gobierno federal y Morena se pretende eliminar a los adversarios políticos al intentar reducir el financiamiento a los partidos, afirmó Alejandro Moreno, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de la COPPPAL, al señalar que el “discurso demagógico” de la austeridad confunde democracia con recursos.

Puntualizó que la sola cancelación de la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México costó 220 mil millones de pesos, cuando al INE se le destinan este año 5 mil millones de pesos, de los cuales a los partidos se les destinarán 2 mil 500 millones. Es decir, explicó, con lo de la cancelación de la obra en Texcoco se podría financiar cien años el costo de la democracia.

“¿Por qué cuando estuvieron en la oposición nunca lo propusieron?”, cuestionó, al considerar que la iniciativa que ahora impulsa Morena desde el poder, para reducir en 50 por ciento los recursos públicos destinados a los partidos políticos, no es un tema de recursos. “Es un tema de democracia”, expresó.

“Hoy necesitamos un país de pesos y contrapesos, y necesitamos que se garantice que se transparenten los recursos públicos como está asentado” en la legislación, pero además que se legisle sobre mecanismos de financiamiento privados, con puntual transparencia.

Destacó que en México debemos disfrutar de un país más democrático, más competitivo y con división de poderes, “donde todos tengamos las mismas oportunidades de ganar la confianza de los ciudadanos”.

Ratificó que se trata de “un discurso demagógico, que en nada ayuda. Necesitamos invertir en democracia. La democracia cuesta, pero cuesta más un gobierno autoritario que no respete los contrapesos en este país. No hay que dejarse llevar por ese discurso”.

Además, recordó que quien debe ajustarse siempre a la austeridad, cuando es necesario, “es el gobierno”, porque, dijo, “cuándo se ha visto que una empresa dé mejores resultados cuando se le quitan recursos”.

Mencionó que desde el gobierno, el PRI siempre impulsó y promovió el fortalecimiento de la democracia, a través de la creación de los diputados y senadores plurinominales, para que la oposición tuviera mayor representación. “Hay que abrir la representación política para que haya pesos y contrapesos en México”, dijo.