Seleccionar página

JORGE NÚÑEZ
Twitter: @jorgenunez63

Todo indica que las pláticas de la alianza PRD-PRI-PAN han empezado de manera inadecuada. La culpa de esta percepción es la foto publicada en las redes sociales donde, en la sede estatal del PAN, aparecen los mismos personajes que han dominado la escena política tabasqueña en los últimos años.

En la gráfica de referencia posan, de pie, los exdiputados César Rojas Rabelo y Jorge Lazo Zentella, el exgobernador Manuel Andrade Díaz, el senador Juan Manuel Fócil y los dirigentes Pedro Gabriel Hidalgo Cáceres (PAN), Javier Cabrera (PRD) y Dagoberto Lara (PRI). Sentados aparecen el panista Juan José Rodríguez Prats y la presidenta de la Fundación Colosio, Lorena Beauregard de los Santos.

La foto no tendría mayor importancia a no ser porque la coalición tripartita busca presentarse como una alternativa de cambio frente al Gobierno de Morena. Sin embargo, al observar a los mismos de siempre el ciudadano ve cero novedad atrayente en lo electoral.

El PRD aparece como el menos afectado en esa percepción porque el señor Fócil tiene el cargo de senador. Pero en el PAN, ver de nuevo a Rodríguez Prats es sentir que nada ha cambiado en el partido en los últimos 25 años. Más, cuando se sabe que nunca ha ganado una sola elección en las urnas.

Algo similar pasa en el PRI. Con la asistencia de Rabelo, Andrade y Beauregard da la impresión de que el mismo grupo sigue influyendo en el partido. Es verdad que Lorena es presidenta de la Fundación Colosio pero, en todo caso, a esa junta secreta también debieron estar los dirigentes de la CNOP, CTM y FJR, por mencionar sólo a algunos.

El caso del tricolor se cuece aparte porque es el partido que más votos aportará en Tabasco a esa alianza. Dagoberto Lara ha hecho un enorme esfuerzo por llevar aires nuevos al tricolor, pero los viejos grupos están oponiendo una resistencia feroz.

El dirigente ha evitado caer en confrontaciones pero en esa mano tendida ha encontrado intereses creados que le han puesto obstáculos. Tiene, pues, el reto de desactivar a esos grupos que buscan acotarlo. Si bien la combinación de experiencia y juventud le viene muy bien al PRI, eso de abrir las puertas a los adversarios declarados de la dirigencia es lo menos recomendable.

De algo muy distinto se estaría hablando ahora si a esa junta también hubieran asistido una Gina Trujillo, un Andrés Granier, un Gustavo de la Torre o un Roberto Madrazo. Entonces sí se interpretaría como un paso adelante para el PRI en la construcción de esa alianza.

Pero ya se vio que no fue el caso.

: DESASTRE

En verdad, es caótico escuchar hablar a una señora como Jesusita López, la autoproclamada dirigente de Morena en Tabasco: desarticulada, cantinflesca, desconocedora del estatuto del partido, contradictoria, impreparada. No se entiende que haya ocupado un cargo público y más que defienda, con mucho desatino, una causa perdida.

: RÉCORD NACIONAL

En proporción al padrón electoral del INE, Morena Tabasco se situó en el primer lugar nacional en la recabación de firmas para enjuiciar a los expresidentes del país.

El coordinador de las mesas receptoras en la entidad, César Burelo, superó todas las expectativas al lograr más de 150 mil rúbricas, que es el 8.3% del listado de votantes.

La meta inicial era de 36 mil firmas en 200 sitios instalados (el 2% del padrón) pero la fuerte movilización de los militantes y simpatizantes del partido logró esta cifra récord.

El dirigente estatal Pedro Hernández y el coordinador César Burelo han entregado buenas cuentas al CEN.