Seleccionar página

• En la base de la 30 Zona Militar, encabeza el Gobernador reunión del Comando de Coordinación Técnica Hidráulica
• De acuerdo con Conagua, desfogue de la presa Peñitas no afectará a Villahermosa ni las comunidades del municipio de Centro

El gobernador Adán Augusto López Hernández determinó este miércoles medidas emergentes para acelerar las acciones de auxilio, proteger a la población y liberar de inundaciones pluviales puntos críticos de Villahermosa, así como localidades de Teapa y Macuspana.

En la base de la Trigésima Zona Militar, López Hernández encabezó la reunión del Comando de Coordinación Técnica Hidráulica, efectuada desde temprana hora, durante la cual se acordó la instalación de 6 dragas de succión para ayudar a desalojar el agua.

Precisó que los puntos donde será colocada este tipo de maquinaria son la zona de Buenavista, Miguel Hidalgo y Boquerón, en el municipio de Centro, así como Manuel Buelta, en el de Teapa, y en localidades de Macuspana.

A través de sus redes sociales, el mandatario dio a conocer que en la reunión en la que participaron autoridades civiles y militares, además de Laura Velázquez Alzúa, coordinadora nacional de Protección Civil, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) reiteró que el desfogue de la presa Peñitas no afectará a las comunidades del municipio de Centro ni a la capital de la entidad, Villahermosa.

Recalcó que la compuerta de Macayo –que deriva las aguas provenientes del Alto Grijalva hacia los ríos Samaria y Carrizal– “está funcionando correctamente”, mientras que los canales de alivio construidos para proteger a la capital del estado operan a máxima capacidad.

El jefe del Ejecutivo señaló que como medida de protección, la Secretaría de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas (SOTOP) y Conagua trabajarán en la revisión y en su caso, reparación de 10 bordos de contención en el municipio de Centro.