Seleccionar página

Luis Antonio Vidal

@vidal_38

Hay partidos que huelen a conflicto, a fuego cruzado, a lodo de polvos victoriosos. Así ocurre en el PRD en época de selección de candidatos, el pleito como regla, la amenaza como lanza, las descalificaciones por encima de los acuerdos.

Este día se resolverán las candidaturas a presidentes municipales y diputados locales. Saldrán chispas. Por algo a los grupos internos les llaman tribus, porque la disputa se convierte en campo minado para la unidad, muchas veces con modales poco civilizados.

El consejo electivo sesionará hoy y podrían prolongarse los trabajos para el viernes 9, según estimaciones del dirigente estatal del PRD, Darvin González.

Acapara la atención el caso de la candidatura a la presidencia municipal de Centro, donde figuran como aspirantes Candelario Pérez y Jaime Mier y Terán.

Después de la candidatura al gobierno, es la posición de mayor importancia porque no sólo representa la capital, sino porque el triunfador de esta contienda interna tiene la delicada responsabilidad de aportar el mayor número de votos posibles a Gerardo Gaudiano, candidato a la gubernatura.

Ayer le pregunté a Mier y Terán su opinión del proceso que se avecina. No habló de rencillas ni de descalificaciones. Se refirió a Candelario como su amigo “y un diputado federal que ha gestionado importantes recursos para Tabasco”.

“Tenemos el acuerdo de respetar el resultado de la encuesta que mandó a hacer el partido”, me dijo y sin dejar rendija a la especulación recordó: “Ya he demostrado que sé cumplir acuerdos y no voy a cambiar”.

LA MORRALLA

Hasta anoche, regidores suplentes de Paraíso seguían en la postura de no rendir protesta al cargo este jueves en el Congreso del Estado. Ese ayuntamiento es una papa caliente *** A Diego Ánimas le acaba de caer el veinte que el sindicato que regentea debe abanderar la causa de los profesores a quienes Ángel Solís no les paga sueldos ni prestaciones. Maiceado por el secretario de Educación, se hace como el tío Lolo *** Hasta mañana.