Seleccionar página

Luis Antonio Vidal

@vidal_38

Porque no es un asunto con suficiente fuerza para convertirse en escándalo mediático, pocos logran advertir el evidente fracaso de la reforma a la ley del Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco.

A finales del año 2015, la mayoría de los diputados locales aprobó las modificaciones. Un verdadero madruguete parlamentario en vísperas de Nochebuena.

Legisladores afines al régimen estatal votaron y aplaudieron los cambios. Satisfechos por cumplir órdenes de su jefe, justificaron la reforma con el argumento que se trataba de “una acción responsable que de ninguna forma lesiona los derechos de la clase trabajadora; por el contrario, replantea el esquema financiero para garantizar el pago de pensiones y jubilaciones, robustecer prestaciones sociales, y brindar un servicio médico eficiente a más de 260 mil derechohabientes”. Bla, bla, bla.

A más de dos años del ajuste al marco jurídico, las cosas no caminan de mejor manera. Los servicios médicos, la prestación más importante del instituto que dirige doña Alicia Cabrales, caminan de mal en peor para los derechohabientes.

En contraparte, es puntual el aumento a las deducciones salariales en seguro de vida, apoyos funerarios y prestaciones médicas. Por ejemplo, de diciembre del 2017 a febrero de este año, un jubilado ha visto incrementado hasta en un 14 por ciento el descuento mensual que por concepto de servicio médico le aplica el ISSET.

Pero nada mejora, nada progresa, bueno, sólo la buena vida de los funcionarios, cuyo disfrute del erario les permite contratar amigos y parientes al por mayor.

Reforma fracasada. Más espeso el atole para el pueblo.
LA MORRALLA

De salir Gustavo de la Torre de la dirigencia estatal del PRI, como es un hecho, sólo el secretario de Organización, Pedro Gutiérrez, garantiza el perfil combativo requerido en tiempo electoral *** Jaime Mier y Terán viajó en días pasados a Monterrey para conocer la innovadora tecnología de pavimentación en frío. Interesante tema *** Hasta el jueves.