Seleccionar página

Sin importar que fuera día de descanso, tabasqueños salen a las calles a recordar hecho histórico de 1913; vestidos de blanco emulan marcha de hace 106 años

Villahermosa, Tabasco.- “Como representante de la juventud, hago un llamado a todos los servidores públicos a cumplir sus encargos emulando a Pino Suárez, con lealtad al pueblo, amor a nuestras instituciones, respeto al erario público y con vocación republicana, porque solo así retomaremos el rumbo del progreso”, así, tajante, la estudiante Valeria Aguilar Pérez marcó el significado de la Marcha de la Lealtad.

Y es que miles de tabasqueños marcharon este sábado para recordar el 106 aniversario del acompañamiento que cadetes del Heroico Colegio Militar hicieron al entonces presidente Francisco I. Madero del Castillo de Chapultepec al Palacio Nacional, y que en esta ocasión encabezaron el gobernador Adán Augusto López Hernández y autoridades militares y civiles.

Sin importar que este día es de descanso, miles de personas se concentraron desde temprano en Plaza de Armas para emular el hecho del 9 de febrero de 1913, que marcó una de los hechos históricos más importantes de nuestro país. La mayoría de los participantes se vistieron de blanco, como muestra de su lealtad a Tabasco y sus autoridades.

En punto de las 9 de la mañana y bajo un cielo medio nublado, elementos del 37 Batallón de Infantería encabezaron la marcha, que inició en la calle de Independencia y dobló hacia la avenida 27 de Febrero, donde paseantes en el centro de la ciudad se detuvieron para ver pasar el grueso contingente, que se extendió por varios centros de metros.

Sonrientes, los representantes de los tres órdenes de gobierno, caminaron al ritmo de las trompetas y tambores que los militares marcaban, además de la música que un grupo de tamborileros ofreció. De igual forma, quienes los seguían mostraban entusiasmo como en la época de infancia, sellan ahora lazos de amistad y compañerismo.

Representantes de medios de comunicación corrían y buscaban lugares altos para tomar la mejor toma o fotografía del contingente que tomó la avenida Francisco I. Madero. Vecinos y comerciantes de la zona también salieron de sus negocios o viviendas para verlos pasar y contagiarse del buen ambiente que predominó a lo largo del recorrido.

José María Pino Suárez, parecía que ya sabía que los miles de marchistas iban a llegar a su monumento para mostrarle su respeto y su lealtad a Tabasco y a sus autoridades. Complacido, El Caballero de la Lealtad parecía observar los rostros un poco sudorosos por la humedad que empezaba a sentirse a esa hora en la capital tabasqueña.

El comandante de la Trigésima Zona Militar, Pedro Escalera Cobián, quien ofreció el mensaje de lealtad por parte de las fuerzas armadas, destacó que el hecho histórico ha proyectado, proyecta y proyectará a las actuales y futuras generaciones un noble ejemplo más de lealtad, honor y pundonor, y hacer honor a la frase ¡La Patria es Primero!

Respetuosos, los asistentes escucharon ambos discursos y cumplieron con el protocolo que marca la celebración cívica. Así, mostraron su lealtad no solo al estado y sus autoridades, sino a nuestro país, rico en hechos históricos como el de hoy.