Seleccionar página

Por: Jesús Torres

Si bien el fiscal general del estado, Fernando Valenzuela Pernas informó sobre avances en materia de procuración de justicia ante diputados de la LXIII legislatura, no obstante hasta hoy lo que se ha hecho no ha sido suficiente para sacar a Tabasco de entre los estados más inseguros y violentos del país. En otras palabras, las autoridades siguen quedando a deber a los ciudadanos que reclaman mayor seguridad.

En la pasada entrega, este columnista dio a conocer datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública correspondiente al mes de octubre en el que Tabasco aparece con el mayor índice de incidencia delictiva entre los estados del sureste de la república al registrar 3 mil 548 casos, cuando la media nacional oscila en los mil 251 delitos.

La información es obtenida de las Procuradurías de Justicia y Fiscalías Generales de las entidades federativas en el caso del fuero común y por la Procuraduría General de la República en el fuero federal sobre delitos registrados en averiguaciones previas iniciadas o carpetas de investigación.

Esto es, las cifras de aquellos que han sido víctimas de delitos como homicidio, secuestro, extorsión, lesiones, corrupción de menores, tráfico de menores, rapto y trata de personas así como robo de vehículos.

Aunque los diputados, algunos aplaudieron la labor del fiscal ayer en el pleno del Congreso, lo cierto es que la realidad se contrapone a lo que se ha hecho, esto y con todo que según Valenzuela Pernas se ha trabajado en Modelos de Gestión y Administración de Casos, en la Unidad de Imputado Desconocido y el programa denominado “Resultados Rápidos 100 Días”, este último, según, con una metodología probada en diversas partes del mundo y que por primera vez se aplicó al Sistema de Justicia en México en ciudades como Tijuana, Monterrey, Chihuahua y Villahermosa.

Uno de los delitos en los que también se ha quedado a deber es el feminicidio, por la falta de programas preventivos en el pasado y la ausencia de acciones educativas para modificar patrones culturales de conducta. Vamos, en esta materia no existe siquiera un Centro de Justicia para Mujeres en Tabasco.

Sin duda el reto para el próximo gobierno, que inicia a partir del 1 de enero de 2019 será mayúsculo, máxime que se trata de la tierra del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador y no habrá justificación alguna para que su estado natal siga ocupando los primeros lugares en inseguridad.

http://jesustorresnoticias.com/index.php/teline-v-blog/73-health-3/9377-fiscalia-queda-a-deber