Seleccionar página
La salida del sol azteca de nueve diputados —quienes han tenido acercamientos con Morena— abre la puerta al partido de López Obrador para acceder a la mayoría calificada.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- La Cámara de Diputados vive un reacomodo de fuerzas marcado por la profundización de la crisis en el PRD, lo que dejó el camino libre a Morena para alcanzar la mayoría calificada y aprobar cambios a la Constitución, sin necesidad de negociar con la oposición.

Este martes, nueve diputados perredistas —entre ellos Ricardo Gallardo, quien fungía como coordinador— anunciaron su renuncia al sol azteca y a su bancada, con el argumento de que el PRD “se desvió de sus ideales”.

Horas más tarde, se estrenaron junto con Morena para avalar los cambios al Artículo 19 de la Constitución que amplía el catálogo de delitos que requieren prisión preventiva oficiosa.

Lee: El PRD pierde a su coordinador y ocho legisladores en Diputados

¿Cómo están los números?

En este momento, Morena tiene por sí solo 258 diputados, un número suficiente para aprobar sin ayuda, cualquier reforma legal. Sin embargo, esto no basta para una reforma constitucional, lo cual exige una mayoría calificada, es decir, dos terceras partes de los votos, lo que equivale a 334 de los 500 legisladores.

PUBLICIDAD

Hasta ahora, Morena alcanzaba 326 votos en bloque con sus aliados: 29 del PES, 28 del PT y 11 del PVEM. Con la desbandada en el sol azteca, los nueve experredistas le permiten alcanzar 335 en total, suficientes para sacar adelante reformas a la Constitución claves para López Obrador, como la educativao la que crearía la Guardia Nacional.

Aunque los diputados negaron que su renuncia fuera para adherirse a la bancada de Morena, esta mayoría calificada se estrenó este martes con la aprobación de la reforma constitucional que amplía el catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa.

Conoce más: Así funcionará la Guardia Nacional de AMLO

No obstante, aún está por verse qué negociarían a cambio los exintegrantes del PRD, aunque dentro del propio perredismo señalan que buscarán respaldo político ante acusaciones en su contra. En particular, mencionan el caso del ahora experredista Mauricio Toledo, relacionado con delitos y casos de corrupción cuando fue delegado de Coyoacán, en la Ciudad de México.

La desbandada del PRD

Además de Gallardo y Toledo, los nueve diputados que dejaron la bancada fueron Héctor Serrano —exsecretario de Gobierno capitalino y quien fue cercano operador del exjefe de gobierno y hoy senador Miguel Ángel Mancera—, Luz Estefanía Rosas, Lilia Villafuerte, Emmanuel Reyes, Javier Salinas, Raymundo García y Carlos Torres.

PUBLICIDAD

En una rueda de prensa este martes, los legisladores dijeron que dejaron el partido del sol azteca para poder “votar libremente” a favor de iniciativas impulsadas por Morena.

“En lo colectivo, más compañeros se suman a tratar de votar libremente y no tener una línea política como la que hemos venido platicando”, dijo Gallardo.

Además, descartó buscar sumarse formalmente a Morena, pero anunció su apoyo al proyecto político del partido de López Obrador.

Ver imagen en Twitter

“Ni siquiera me ha pasado, en lo personal, la idea de militar en un partido como Morena. Yo no lo voy a hacer, lo digo desde ahorita. Es más, públicamente lo digo: no voy a buscar tener un cargo de elección. Pero me parece el momento oportuno de creer en un proyecto que se ha venido presentando a través del Ejecutivo. ¿Por qué no creerlo?”, agregó.

PUBLICIDAD

Ahora, de esta forma el PRD pasó de 19 a 10 legisladores, lo que lo convierte en la octava fuerza política de San Lázaro. El PRD incluso queda por debajo del PVEM, que tiene 11 integrantes.