Seleccionar página

 

En ocasión del CXXI aniversario de su natalicio, valoran su legado poético y grandeza como ser humano

 

Villahermosa, Tabasco.- En el auditorio del Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer Cámara, para conmemorar el CXXI aniversario del natalicio de El Poeta de América, el Instituto Estatal de Cultura (IEC) organizó una charla que estuvo a cargo del historiador Jorge Priego Martínez y Antonio Mora, director Editorial y de Literatura del IEC.

 

Priego Martínez valoró que cada año se le rinda este homenaje, y que se le recuerde con especial cariño en ocasión de su deceso, por el valor de su espléndida obra poética y grandeza como ser humano y tabasqueño que amaba su tierra.

 

Si nuestro poeta viviese, sería uno de los más fervientes activistas en pro de la conservación de nuestro medio ambiente, sostuvo. “No podemos siquiera imaginar cuántos poemas hubiese escrito Pellicer en defensa de la ecología, del hogar común de la raza humana y de otras especies vivientes, productos de la creación divina, según su sentir cristiano”, indicó.

 

Asimismo, Jorge Priego habló sobre el legado literario del poeta tabasqueño y mencionó obras como Colores en el mar y otros poemas, Piedra de sacrificio, Camilo, Recinto y otras imágenes, Subordinaciones y Prácticas de vuelo, así como dos de los libros que con su poesía se han editado: Era mi corazón piedra de río, de Dionisio Morales, y la antología Tabasco en la poesía de Carlos Pellicer, de su autoría.

 

Por último, invitó a los asistentes a conocer la extensa obra poética pelliceriana, en la que se disfruta un mundo de imágenes plenas de belleza. “Estamos seguros de que el mayor y mejor de los homenajes que podemos hacerle a nuestro ilustre coterráneo, es acercarnos y gozar de su excelsa poesía”, finalizó.

 

Mientras tanto, en su intervención, Antonio Mora coincidió en que la mejor forma de celebrar a Pellicer es leyendo su obra y apropiarnos de ella desde la perspectiva del lector común, porque él no escribía para especialistas.

 

Mencionó que en el Poeta de América el trópico experimenta una incesante metamorfosis, y como ejemplo citó los primeros cuatro versos del poema Deseos, el más conocido del autor, y recordó algunas fases no muy conocidas del escritor como la fase alegre: el Pellicer juguetón que describe a la luna como la cosa esa redonda.

 

En el evento estuvieron presentes: Gabriela Marí Vázquez, directora general del IEC y Antonio Solís Calvillo, subsecretario de Educación Básica de la Secretaría de Educación; entre otras autoridades.