Seleccionar página

El Hospital Rovirosa reactivó la atención de procedimientos quirúrgicos a través de la embolización.

La oportuna intervención de un equipo multidisciplinario de médicos y enfermeras del Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Gustavo A. Rovirosa Pérez”, encabezado por el radiólogo intervencionista Reynaldo Ramírez Chacón, lograron atender con éxito un hemangioma, que puso en riesgo la vida de un adolescente de 17 años.

Al respecto Juan Antonio Torres Trejo, director general del nosocomio explicó, que el paciente originario del municipio de Centro, ingresó por una malformación arteriovenosa en la parte derecha de su cara, por lo que requería que se le practicara un procedimiento quirúrgico de mínima invasión, por lo que fue canalizado al servicio de radiología del nosocomio, el cual tiene más de 10 años de experiencia realizando cirugías de alta complejidad y con resultados muy satisfactorios.

El funcionario estatal indicó, que debido a los altos costos que tienen los insumos para realizar estos procedimientos quirúrgicos, que no los cubre el Seguro Popular, en los últimos años se redujo el número de intervenciones de este tipo; gracias a las gestiones del gobernador Adán Augusto López Hernández este año se están volviendo a retomar con mayor intensidad.

Por su parte el radiólogo intervencionista Reynaldo Ramírez Chacón expuso, que los hemangiomas o malformaciones faciales, son los tumores benignos más frecuentes de la infancia y se presentan en alrededor del 2.6 por ciento de recién nacidos.

Sin embargo apuntó, que como van creciendo de forma anómala o tumoral, como en el caso de Jesús, llega un momento en que los vasos sanguíneos se rompen y producen una gran hemorragia que puede poner en peligro la vida del paciente; es por ello que se decide atender esta malformación a través de una embolización del tumor.

Dicho procedimiento consistió en meter unos catéteres e insertar unas pequeñas partículas que sellan las venas y las arterias; sin embargo como el procedimiento

se realiza en la cara el procedimiento se vuelve muy complejo y riesgoso, toda vez que se tiene que actuar minuciosamente para evitar que se pudieran afectar nervios u órganos internos.

El especialista resaltó que este problema además afecta psicológicamente al niño o al adolescente que lo padece, ya que la malformación facial, en la nariz, boca o frente, puede ser tan visible, que son objeto de burlas e incluso bullyng principalmente en las escuelas, es por ello que se recomienda atender lo más pronto posible.

Ramírez Chacón resaltó que el Hospital Rovirosa es el único del Sureste y de los pocos del país que cuentan con todo un equipo médico capacitado y con más de 10 años de experiencia en la atención de este tipo de tumoraciones; las cuales se atienden de manera gratuita; aunque en la medicina privada puede costar hasta 200 mil pesos.

En el caso de Jesús, una vez que concluyó la cirugía, fue referido al servicio de cirugía plástica que coordina la doctora Bertha Celia Carrillo Pérez, la cual continuará el tratamiento de reconstrucción.