Seleccionar página

Es el primer procedimiento en su tipo que se realiza en el nosocomio y en hospitales públicos del Estado.
Con esta cirugía y terapias de rehabilitación, el paciente podrá recuperar la movilidad y realizar sus actividades cotidianas.

Villahermosa, Tabasco.- La oportuna intervención de un equipo médico multidisciplinario del Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Gustavo A. Rovirosa Pérez”, liderado por el cirujano de mano, Héctor Isaías Palomino Romero, logró reimplantar de manera exitosa la mano a un paciente que había perdió la extremidad al ser agredido con un machete.

Al respecto Juan Antonio Torres Trejo, director del nosocomio explicó que hace una semana don José Clemente Méndez Zamudio de 50 años, arribó al hospital procedente del municipio de Teapa, con una lesión muy fuerte que provocó que su mano fuera amputada, por lo que de inmediato personal del área de urgencia lo ingresaron para hacerle la valoración médica correspondiente y darle la atención que necesitaba.

Informó que el paciente fue turnado al servicio de traumatología que encabeza el doctor Héctor Isaías Palomino Romero, quien de inmediato reunió a un equipo multidisciplinario integrado por más de 15 personas entre cirujanos de mano, enfermeras, anestesiólogos, internistas y médicos para realizar el procedimiento quirúrgico.

El funcionario estatal resaltó que este procedimiento es el primero en su tipo que se realiza en el Hospital Rovirosa y en hospitales públicos del estado, y que se efectuó sin complicaciones ya que se contó con todos los insumos y equipos médicos, así como con el personal médico altamente calificado para realizar este tipo de intervenciones quirúrgicas.

Por su parte el doctor Héctor Isaías Palomino Romero detalló que en la cirugía de reimplante se conformaron dos equipos multidisciplinarios, quienes a lo largo de seis horas trabajaron con la extremidad y el paciente, para lograr primero su estabilización ósea, después la circulación sanguínea y finalmente a través de una microcirugía reconectar adecuadamente cada uno de los nervios, tendones y tejido para lograr su funcionalidad que requerirá de un proceso de rehabilitación.