Seleccionar página

“Quienes creen que avasallando en pandilla pueden someter, derrotar o humillar a una mujer, están muy equivocados. No conocen el temple ni la fortaleza espiritual de nosotras”, afirmó Ady García López, al recibir el premio Mujer del año 2018, que le entregó el Consejo Estatal de Organismos No Gubernamentales (ONG’s) en Tabasco.

El reconocimiento a Ady García López fue, entre otras cosas, por su aportación como pionera en la apertura de espacios de difusion en temas de género, a través de la Comisión de Radio y Televisión de Tabasco (Coratt), desde hace 20 años.

“Nada ni nadie podrá detener la fuerza de la mujer, y más tarde que nunca arribaremos juntas al mundo de igualdad plena”, dijo la activista.

En el Instituto Juárez, ubicado en el centro de la ciudad de Villahermosa, García López consideró que “lo que no mata, fortalece”, y subrayó que aún con la adversidad de aquellos que se sienten gigantes y que han tratado de cerrarles el paso y aniquilarlas, permanecen y avanzan día con dia.

Las mujeres tienen carácter, fuerza, inteligencia y corazón para vencer los retos que les impongan, comentó la también consultora politica.

“Soy una mujer que ni me doblo ni me quiebro ante las adversidades. Desde hace mucho he luchado contra viento y marea para abrirme camino y construir mi propio destino”, recalcó la homenajeada, en presencia de Lucinda Zarao Morales, líder de ONG’s.

Al evento asistieron escritores, pintores, futbolistas, empresarias, mujeres de la sociedad civil, políticos y periodistas que reconocen la labor de quien, desde diferentes trincheras, ayuda a las mujeres a desarrollarse económicamente y a denunciar cualquier tipo de maltrato.

Aunque existen avances, dijo que todavía falta mucho qué hacer para acabar con la violencia de género, violencia intrafamiliar, inequidad salarial y desempleo, por el hecho de ser mujeres.

Asimismo, se entregaron menciones honoríficas a la comunicadora, Gina Gil Hoyos; la empresaria chocolatera, Ana Parizot Wolter; a la ex dirigente estatal de la CNOP, María de los Ángeles Frías Sánchez, y un reconocimiento post mortem a la escritora, Rosario Rodríguez (Charito).