Seleccionar página
El coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, dijo que no se usará la publicidad oficial como mecanismo de control indirecto de las líneas editoriales de los medios de comunicación.

(ADNPolítico).- La bancada de Morena en la Cámara de Diputados anunció su intención de echar abajo la llamada “ley chayote” para crear una nueva Ley de Comunicación Pública, que tendrá vigencia durante el sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

Tras recabar puntos de vista de académicos y expertos en comunicación, el partido que será gobierno a partir del 1 de diciembre anunció su intención de acabar con el modelo de comunicación del presidente Enrique Peña Nieto basado en la propaganda y el spot, al argumentar de que éste no puso fin al dispendio del gobierno federal, que rondó la cifra de más de 40 mil millones de pesos en todo el sexenio.

Conoce más: La ASF investiga gasto de publicidad de Peña Nieto

En el foro “Hacia una agenda legislativa en materia de comunicación pública” realizado en la Cámara de Diputados, el futuro coordinador de Comunicación Social, Jesús Ramírez Cuevas, aseguró que el nuevo modelo de comunicación se alejará de la propaganda unilateral. Por el contrario, dijo será un sistema de comunicación horizontal, con un enfoque democrático, que consultará y tomará en cuenta la opinión de los ciudadanos sobre los temas más importantes del gobierno federal.

“Esta revolución ciudadana, esta rebelión civil que se dio el 1 de julio va a tener una expresión y un desarrollo en los próximos años hacia el campo de la comunicación como el campo privilegiado para la construcción de consensos, la defensa de los derechos y sobre todo la vigilancia del poder público y la fiscalización de las acciones legislativas y de las acciones de gobierno”, dijo Jesús Ramírez.

Para el coordinador de Morena en la cámara baja, Mario Delgado, el signo del modelo de comunicación de Peña fue un mecanismo de control indirecto de las líneas editoriales de los medios de comunicación, gracias a la asignación discrecional de recursos públicos millonarios que costó alrededor de 41 mil 950 millones de pesos en publicidad oficial.

“Queremos terminar con esta idea de que el Estado es un ente que utiliza la propaganda como medio de comunicación política, porque además los medios tradicionales fueron rebasados por las nuevas formas de comunicación y organización de la gente, que son las tecnologías de la información y las redes sociales”, dijo el líder parlamentario.

¿Qué es la ley chayote de Peña Nieto?

En su campaña electoral del 2012, el entonces candidato Enrique Peña Nieto prometió que de llegar a la Presidencia de la República regularía la publicidad oficial del gobierno federal, como una respuesta al gasto de más de 30 mil millones de pesos que había realizado previamente el presidente Felipe Calderón para difundir los logros de su gobierno y como respuesta al movimiento #YoSoy132 que lo señalaba como un candidato de la empresa Televisa, a la que entregó contratos millonarios de publicidad cuando fue gobernador del Estado de México.

La promesa se quedó en el cajón de los pendientes durante prácticamente durante todo el sexenio, hasta que en 2017 la Suprema Corte de Justicia de la Nación llamó a la Cámara de Diputados a dictaminar la minuta guardada en comisiones.

Te puede interesar: Peña Nieto promulga ley de publicidad oficial pese a petición de organizaciones

En medio de la premura para dar cumplimiento a la sentencia de la Corte, en noviembre de 2017 la Cámara de Diputados aprobó la Ley General de Comunicación Social (reformando el párrafo octavo del artículo 134 de la Constitución), reforma que fue conocida por la oposición y las organizaciones de la sociedad civil como la “ley chayote”.

La nueva Ley fue promulgada por el presidente Enrique Peña Nieto el 11 de mayo de 2018 y de acuerdo con su propio texto, entraría en vigor el 1 de enero de 2019.

Puntos negativos de la Ley General de Comunicación Social de EPN

Estos son algunos de los puntos que han alertado de las organizaciones sociales:

• No combate el sesgo político, por el contrario faculta a la Secretaría de Gobernación (Segob) para diseñar la estrategia de comunicación social del gobierno federal.
• “Fomenta la censura indirecta” al facultar a la Segob a regular la difusión de los mensajes que se contraten en los medios de comunicación.
• Aunque la ley establece reglas claras, no especifica ningún tipo de sanción para los funcionarios que la incumplan o contraten más publicidad de la presupuestada.
• La ley deja en manos de la Secretaría de la Función Pública la facultad de revisar el uso correcto del gasto destinado a publicidad oficial.
• No establece mecanismos eficientes de transparencia y rendición de cuentas para que la sociedad civil constate el ejercicio del gasto público.

Conoce más puntos polémicos sobre la Ley de Publicidad Oficial

Puntos de la nueva Ley de Comunicación Pública de AMLO

Aunque todavía no existe una iniciativa de ley redactada, estos son los puntos que incluirá la legislación prevista por diputados de Morena:

• Una legislación que promueva el derecho a la información, el derecho a la expresión y el derecho a la participación ciudadana.
• Eliminar la discrecionalidad y el favoritismo a ciertos medios desde el poder político.
• Reducir en un 50% el presupuesto destinado a medios de comunicación, como parte del plan de austeridad.
• Centralizar el manejo de los recursos, no la operación de las oficinas de comunicación social.
• Nueva forma de comunicación democrática más horizontal y menos vertical.