Seleccionar página
Aunque el plan de austeridad de la Cámara implica que los legisladores renuncien a fondos y seguros, su sueldo quedará sin cambios y mantendrán apoyos para realizar su trabajo.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) – El plan de austeridad que acordaron los diputados recorta beneficios como fondos de ahorro y seguros… pero no solo deja intacto el salario de 75,000 pesos mensuales de los legisladores, sino que también mantiene los apoyos que reciben para trabajar y por atención ciudadana, rubros en los que organizaciones civiles advierten falta de transparencia

Mario Delgado, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara baja, habló del tema en una rueda de prensa realizada este martes. En ella, defendió las medidas pactadas en San Lázaro y argumentó que cada diputado sí tendrá una disminución real en sus ingresos.

“Antes del acuerdo de austeridad firmado por la Junta de Coordinación Política, esto sumaba un total de 128,230 pesos. Después del acuerdo de austeridad, esto suma 91,507 pesos; es decir, sí hay un impacto directo en la remuneración de los diputados”, dijo.

Lee: Los diputados acuerdan un plan de austeridad para ahorrar 409 mdp

Sobre el dinero que los diputados reciben de apoyo para trabajar y para atención ciudadana, Delgado aseguró que estos recursos los seguirán obteniendo porque “no forman parte de la remuneración de los ingresos de los diputados, son recursos que son comprobables físicamente, donde, desde la anterior Legislatura, es pública y es transparente esa información”. En contraste, organizaciones civiles advierten que esos rubros son poco transparentes.

Acompañado de los otros coordinadores, Delgado dijo que ese dinero está sujeto a una reducción. Sobre el sueldo de los legisladores, mencionó que el asunto podría revisarse cuando se analicen las propuestas de reforma al artículo 127 de la Constitución, con las que se buscaría poner normas claras para que ningún funcionario público gane más que el presidente de la República.