Seleccionar página
  • López Obrador reiteró que la legislación en materia de educación, impulsada por el presidente Enrique Peña, será cancelada. A Elba se le van a respetar sus derechos, dijo el futuro mandatario.

En la conferencia de prensa, luego de la reunión de los integrantes de ambos gabinetes, López Obrador reiteró que cancelará la reforma promulgada en 2013 por el gobierno de Peña Nieto, poco después de iniciar su sexenio.

“En su momento, como dicen los abogados, vamos a presentar las iniciativas para cancelar la reforma educativa y para dar a conocer un plan distinto con un marco legal ajustado a las nuevas circunstancias”, aseguró el morenista frente a los miembros de ambos gabinetes.

Sí quiero dejar de manifiesto que se va a cancelar la reforma educativa y va a ser sustituida por otra reforma que va a tomar en consideración el punto de vista de maestros y padres de familia”: Andrés Manuel López Obrador

Por su parte, el presidente Peña Nieto comentó que hicieron lo que consideraron pertinente en la materia, cuyos primeros cambios comenzaron a implementarse este lunes 20 de agosto, con el inicio del ciclo escolar 2018-2019, y que serán respetuosos de las decisiones que se tome en el próximo gobierno.

“(El próximo gobierno tiene) una óptica diferente y debo decir que así como nosotros defendimos lo que el modelo que nosotros impulsamos, de igual manera tendremos que ser respetuosas de lo que en el futuro se defina, algo que todavía hoy no conocemos”, afirmó Peña.

De acuerdo con López Obrador, desde el inicio de su gobierno se presentarán una serie de iniciativas en materia educativa en la que se les dé voz a los maestros, quienes considera son la base de la educación en el país.

El tema de liberación de exlideresa magisterial, Elba Esther Gordillo  quien hoy dio su primer discurso tras salir de prisión — también salió a relucir en la conferencia de prensa de ambos presidentes con todo y diferencias.

López Obrador negó que ‘La Maestra’ vaya a participar en su gobierno y agregó que si ella fue declarada inocente, se le va a respetar su derecho de participación y dijo no intervendrá en los asuntos internos de sindicatos, pero procurará que haya democracia sindical.

Hay un proceso legal, si ella es declarada, inocente, libre, se tiene que respetar su derecho de participación”.

Por su parte, el presidente Enrique Peña —que su gobierno fue quien encarceló a la exdirigente sindical al acusarla de lavado de dinero y defraudación fiscal— negó que Elba Esther Gordillo sea una perseguida política , como lo declaró este lunes y aseguró que en su gobierno se le respetaron sus derechos y que no hubo encono particular en su caso.

“El juicio que enfrentó nada tiene que ver con una persecución de orden político. Nada más falso que eso”: Enrique Peña Nieto

Elba Esther Gordillo estuvo cinco años y medio detenida por los delitos de lavado de dinero y defraudación fiscal, mismos por los que fue absuelta durante la actualmente administración, tras ser detenida en febrero de 2013, fecha en la que se promulgó el primer paquete de legislaciones educativas a las que la exlíder del sindicado se opuso.