Seleccionar página

El Partido Revolucionario Institucional reprobó el hecho de que los consejeros del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT) se hayan reunido a espaldas de los integrantes del Consejo Estatal con el gobernador Arturo Núñez Jiménez, lo calificó como un acto de “transmisión de poderes”.

 

Al pronunciar el posicionamiento del CDE del PRI durante la apertura del proceso electoral 2017-2018 del Estado de Tabasco, el Secretario de Elecciones, Félix Eladio Sarracino Acuña, deploró el hecho de que los  “consejeros electorales se reunieron con el gobernador del estado, a espaldas de este Consejo. Lo que pudieron hablar, prefirieron no decirlo en público ni ante las representaciones partidistas. Lo que pudieron escuchar de voz del Ejecutivo, procuraron que fuera al amparo, la comodidad y la privacidad de la casa de gobierno. Ese acto tuvo la apariencia de una transmisión de poderes de los viejos consejeros electorales a los nuevos consejeros del gobernador. Los que hoy vienen a rendir protesta ante este órgano colegiado”.

 

En ese sentido, recordó que se ha visto en Tabasco, en los últimos tiempos, irregularidades y vicios que afectan la voluntad de los ciudadanos.

 

Hay, dijo, pruebas palpables recientes, cuando el año 2015 el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, anuló la elección del ayuntamiento de Centro. Las acciones que dieron contexto a esa elección, pertenecen a épocas primitivas.

 

“Se propusieron y lograron crear un clima de incertidumbre, inhibir el voto. Se usó el recurso público a discreción. Un gran número de ciudadanos que se nombró para participar y dirigir una fiesta cívica, no logró hacerlo. No recibieron la capacitación adecuada. Se les desanimó y, finalmente, se los sustituyó por personeros, sacados de filas de esquiroles, sembrados a propósito de un plan inicuo. Se amedrentó y compró a representantes de la oposición. Un gran operativo, un montaje, una estrategia a modo, impidió el sano ejercicio de la voluntad popular”, estableció Sarracino Acuña durante la sesión del Consejo Electoral del IEPCT.

 

Ante ello, exigió que ese antecedente vergonzoso quede en el pasado, que no se repita jamás, es lo menos que hemos exigido, en no pocas ocasiones, al órgano electoral.

 

“Un ejercicio de imparcialidad, autonomía, independencia y no sumisión, es lo menos que cabría esperar”, estableció.

 

Y sin embargo, subrayó, ahí están las fotografías que dicen más que mil palabras, en referencia a las gráficas que circularon en los medios locales donde los consejeros se reunieron con el Ejecutivo estatal.

 

“No vale la pena desgastar la memoria. Son del dominio público. Personajes identificados con corrientes partidistas o políticas, cumplidores de consignas, empleados del poder. Soldados de ciertas ideologías, carreras hechas a la sombra de actores favorecidos por el régimen”, expresó ante la presencia de representantes partidistas.

 

En ese sentido, puntualizó: “A pesar de todo ello, señoras y señores consejeros del gobernador, les doy la bienvenida. Les digo abierta y claramente: tendrán en el Instituto Político que represento, a un defensor irreductible de la legalidad, creyente del parlamento, promotor de la dialéctica. Oponerse no es negar a ultranza. No es blandir el insulto en vez del argumento. No es el sermón que amedrenta, es la idea que convence. Porque es proclive a la democracia no consentir sin resistencia, buscar fórmulas comunes, decidir en conjunto, enaltecer los principios y no avasallar”.