Seleccionar página

René Alberto López

Allá en las alturas nuestro paisano Andrés Manuel López Obrador se anda desgañitando con el grito de que “se va a desterrar la corrupción” y viene prometiendo “cero impunidad”  (aplausos) pero ¿y en Tabasco, qué hará el gobierno con la grave crisis financiera que dejó la administración perredista? Ese desastroso gobierno desangró a la tierra del mandatario federal, como nunca antes había pasado.

Y es que no se puede ser candil de la calle y oscuridad de nuestra propia casa. Aquí en el otrora Edén, hoy por hoy tenemos un problema serio de agravio al patrimonio de los tabasqueños, de saqueo a las finanzas públicas, al menos que demuestren al pueblo lo contrario, por lo que los políticos ya no pueden seguir dándonos atole con el dedo.

Vamos, pues, a barrer nuestra propia casa, de arriba hacia abajo, como ha sido la bandera que viene agitando nuestro Presidente desde que andaba en campaña.

De ninguna manera es un tema menor el desgarriate que dejó en el gobierno la administración de Arturo Núñez Jiménez, cuyo primer gran escándalo fue  la irregularidad detectada en el DIF-Tabasco, en manos de su esposa Marta Lilia López Aguilera.

Esa primera gran acción tiene que ver con el abuso del poder, cometida por Arturo Núñez Jiménez, quien ordenó reformar la ley para que su esposa obtuviera el grado de funcionaria desde la presidencia del DIF –dejó de ser un cargo honorario— a fin de que pudiera manejar presupuesto.

Así, apenas entró al cargo doña Marta, personas allegadas a la ex primera dama, hicieron una empresa para convertirse en proveedores del DIF estatal, cuyo caso fue denunciado en su momento por el político opositor Mario Llergo.

En ese tema debe haber mucha tela para cortar, pero hay todo un caudal de casos que el  pueblo conoce, en el que se presume, colaboradores de Núñez le metieron duro el diente al presupuesto público.

La amplia mayoría del pueblo de Tabasco comenta hoy, por ejemplo, el terrible caso de los 50 millones en la compra de un helicóptero que nunca apareció. También el de los 20 millones que se destinaron para una película que nadie conoce.

Además del famoso dron millonario, sí el de 12 millones de pesos, así como un préstamo a los ganaderos del estado a través de la Sedafop.

Toda esta crisis, todo este desorden de los  recursos públicos, en donde en unos casos se hizo humo el dinero, y en otros fueron manipuladas millonarias cifras, hablan de la descomposición desde  la Secretaría de Finanzas del gobierno estatal, en manos del “chacal financiero” Amet Ramos Troconis.

Otro asunto que anda en la boca de todos aquí en Tabasco, corresponde a las lujosas Suburban blindadas que utilizaron la pareja de gobernantes –el supuesto  gobernador  y la gobernadora que estuvo siempre en funciones–, lo mismo que sus funcionarios. La gente pide, demanda, exige se investiguen estos contratos.

No es posible que en las cárceles estén personas por robarse un pavo o unas gallinas, mientras que en estos temas expuestos aquí se presumen ruines manejos de millones de pesos, en perjuicio de los tabasqueños.

La verdad, la verdad, se trata de un verdadero desgarriate de las finanzas a manos del peor gobierno que ha padecido el estado, y, muchos creen que este asalto al erario podría quedar impune.

Pero hay un hálito de esperanza al saber que López Obrador asegura que ya no se permitirá la impunidad en México, que le desterrarán. Pero el buen juez por su casa empieza. Y es que por menos fue a la cárcel Andrés Granier.

Hasta donde sabemos, hay un grupo de tabasqueños que se está organizando para dirigirle una carta a Andrés Manuel a través de los medios nacionales, así como al gobernador Adán Augusto López Hernández, para que  promuevan una consulta pública  en Tabasco y que sea el pueblo el que decida si hay castigo o no para Núñez Jiménez y su pandilla.

Es una muy buena propuesta, ahora que la 4T puso de moda los sondeos ciudadanos para resolver temas que afectan a toda la población.

Ahí se las dejo…

La botica

Desde este espacio pedimos la intervención del Papa Francisco para que ayude a los deportistas de Tabasco, que por favor eleve sus plegarias para que las autoridades ya iluminen de noche la Ciudad Deportiva, pues en ese lugar enciendan las luces en el día (en serio) y las apaguen durante la noche. ¡Qué bestia!, diría un periodista.