Seleccionar página

René Alberto López

Tal vez influenciados por la frase “benditas redes sociales” no pocos alcaldes tabasqueños se tomaron en serio esa proclama, pero su autor hoy mismo está trabajando con los medios tradicionales, a sabiendas de su capacidad  para cumplir con un trabajo eficiente y profesional, como importante para todo gobierno.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador designó como responsable de prensa de su gobierno a Jesús Ramírez Cuevas, un comunicador con camino  recorrido en el trabajo de la comunicación profesional, además de preparación académica. No es ningún improvisado.  No se lo sacó de la manga el político tabasqueño.

Además, AMLO sabe bien a bien que vendrán tiempos difíciles en los que sus adversarios políticos tratarán de socavar su administración –como se estila– con manejos tendenciosos o manipuladores y, ahí es el momento de contar con un estratega en comunicación de prensa escrita y medio electrónicos, en manejo de propaganda, táctico y práctico, incluida la súper carretera de las redes sociales.

Porque su experiencia política le ha llevado a conocer que un tema son las campañas electorales, pero otro más serio y comprometido con la sociedad es la de mantener puntualmente informado a los gobernados de sus acciones y obras de gobierno. Precisamente para cumplir con esa función se destina un presupuesto al área de comunicación social.

Por eso todas las mañanas a las siete horas el nacido en Tepetitán se reúne con representantes de los medios tradicionales para informar a la nación de sus actividades. Tiene claro el Presidente que es necesaria esta comunicación  en su tarea de gobierno.

 

Abordamos este tema para aterrizar en Tabasco, región donde la mayoría de los alcaldes tratan hoy de relegar las tareas de prensa, al ponerlas en manos de personal improvisado.

Pero no caminan todos sobre la cuerda de la ocurrencia, porque al menos en los ayuntamientos de Centro, conducido por Evaristo Hernández Cruz, y el de Macuspana, a cargo de Roberto Villalpando Arias, en esas comunas tomaron  con seriedad su política de comunicación al designar a periodistas calificados en esa área, importante en todo gobierno.

Como se sabe, en la comuna de la capital tabasqueña la designación recayó en Tere Oramas Beaurregard. En Macuspana, fue incorporado Román de la Cruz, los dos con experiencia en el campo de la comunicación. Auténtico profesionales.

Y es que informar con responsabilidad, comunicar de las actividades de un gobierno implica un todo, no únicamente mandar boletines y fotos en el Facebook, o a través del Whatsapp como creen ediles de pensamientos arcaicos, atrasados,  que consideran que con políticas artesanales de comunicación cumplen con la exigencia no solo de la inmediatez que hoy vivimos, sino de la credibilidad y profesionalismo.

Deben saber que muchos ciudadanos no tienen celulares, otros carecen de computadoras y se informan a través de los medios tradicionales, además está el sector de los ciudadanos de la tercera edad que aún lee periódicos o escuchan las estaciones de radio, como esa franja de lugareños que no sabe leer.

Y es que en por los menos en nueve de los 17 municipios, entre ellos tres de la región de La Chontalpa, a  los presidentes municipales, en el afán de darles chamba a personas que anduvieron en campaña, se les ocurrió improvisar y colocarlos en la oficinas de prensa, por su “capacidad” para mandar Facebook.

Esa no es de ninguna forma la cuarta trasformación en el ideario de Morena. Serían más bien ayuntamientos de cuarta. Deberían observar la manera en que se maneja López Obrador allá en las alturas. Esto es, tratar de imitar su modelo de política de comunicación.

Ahí se las dejo…

La botica

1.- El DIF de Macuspana que presiden Mary Patricia Villalpando Gómez y Amador Sumano Espinosa  entregaron ayer sillas de rueda, muletas y lentes a grupos vulnerables del municipio bajo el lema: “la discapacidad no te define”, y como parte del “Día Internacional de la Discapacidad”. El acto estuvo encabezado por el alcalde Roberto Villalpando Arias.