Seleccionar página

 

René Alberto López

De nuevo en la competencia de gobernador de Tabasco figuran el “maestro y el alumno” como  principales protagonistas, pues se recordará que hace seis años Arturo Núñez Jiménez enfrentó a Jesús Alí de la Torre, el primero mentor político del segundo.

Si retrocedemos la película de los inicios de Gerardo Gaudiano Rovirosa en política, avistaremos que comenzó  a lado de Adán Augusto López Hernández. De este modo, se le identificaba con el grupo de los “López Hernández”, y como hechura del notario público.

Hoy, las circunstancias los colocan en bandos opuestos, por lo que podemos citar, toda proporción guardada, que otra vez el maestro y el pupilo se disputarán el cargo más elevado en política en tierras choca: la gubernatura del estado.

Claro, sin descartar a Gina Trujillo Zentella del PRI, ni a quien resulte candidato independiente, porque en política no hay nada escrito.

Así, en el año 2012 en las elecciones por la gubernatura de Tabasco el maestro se impuso al alumno, estos es, el candidato del PRD Arturo Núñez Jiménez  encabezó la coalición Movimiento Progresista por Tabasco (PRD, PT, MC) y derrotó a Jesús Alí de la Torres, del PRI, que abanderó la coalición Compromiso por Tabasco (PRI, PVEM, PANAL) con una diferencia de 81 mil 164 votos.

Las cifras oficiales de esos comicios dejaron los siguientes resultados: Núñez Jiménez 547 mil 663 sufragios que representó el  50.41 por ciento de la votación emitida, mientras que Alí de la Torre alcanzó 466 mil votos que significó el 42.94 por ciento.

La diferencia de ayer a hoy es que en aquellos comicios el alumno, es decir, el priísta Alí de la Torre figuraba en la percepción ciudadana como el candidato mejor posicionado, y a Núñez Jiménez se le ubicaba en segundo lugar.

Incluso, cuando iba un mes de campaña se repartió casa por casa, es de suponer que la gente de Alí, la copia de la portada de un diario local que publicó la encuesta de Beltrán y Asociados. Conservo en mis archivos esa tapa del diario. Según esos números: Alí aventajaba con el 52 por ciento; a Núñez le daban el 40 por ciento y al panista Gerardo Priego Tapia el 8 por ciento.

Sirva este ejemplo para ilustrar que no todo lo que brilla es oro, esto es, para no irse de boca con la primera encuesta que usted vea. Muchas de ellas solo son artimañas para manipular, así que desde este espacio les recomendamos no confiar mucho en los sondeos de opinión, porque la verdad, la verdad las encuestas que publican los candidatos son para eso, para sembrar percepción, para hacerle creer al respetable que van arriba o que “este arroz ya se coció”.

Así, para la jornada electoral de Tabasco, falta mucho trecho por recorrer, pues baste saber que aún no aparecen en la palestra de la elección todas las figuritas. Lo que quiero decir es que aún no se conocen todos los candidatos, faltan por aparecer dos más: el del PVEM y el independiente.

Desde luego, los principales contendientes, los más fuertes al día de hoy son Adán Augusto López Hernández de Morena y Gerardo Gaudiano Rovirosa del PRD, eso es irrefutable, pero en los actuales tiempos sucede hasta lo impensable. ¿Quién daba por ganador a Donald Trump en las elecciones der Estados Unidos?

Recuerdo ese caso, aunque algunos dirán que es una comparación descabella, tal vez, pero nos muestra que en el voto de la gente nadie manda, y, a la hora de estar frente a las urnas podrían darnos una sorpresa. No olvidemos que, “no por mucho madrugar amanece más temprano”.

A este columnista varios lectores le han preguntado cuál es nuestro pronóstico para el 2018, les he respondido que nos parece prematuro opinar. Hay que esperar a que arranquen las campañas constitucionales  el 14 de abril. De este modo,  para la primera semana de mayo ya tendremos un panorama más claro.

Mientras tanto, quise recordarles en esta entrega el tema del “maestro y el alumno”, situación que de nuevo se presenta en esta elección. En el 2012 triunfo el maestro. En el 2018, ¿quién ganará?

La botica

1.- Este martes al mediodía estará tomando protesta como disputado federal del Revolucionario Institucional, Erubiel Alonso Qué, ex dirigente del tricolor en Tabasco. Suplirá al yucateco Jorge Carlos Ramírez Marín, quien se registró como precandidato de mayoría al Senado.

2.- Ayer en la Mesa de La Fraternidad, integrada por columnistas, la precandidato del PRI Georgina Trujillo Zentella vislumbró una expectativa entre los números electorales en Tabasco y, sí, los periodistas le encuentran lógica. Y es que el tricolor tiene posibilidades de llegar de nuevo a la Quinta Grijalva. No deberían confiase los que hoy figuran con ventaja. En serio, no den por muerto al PRI.