Seleccionar página

René Alberto López

El periodista Andrés Wainstein escribió a principio de este mes que un grupo de políticos mexicanos estaría reagrupándose, desde Europa, para enfrentar las políticas del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Pero no se trata de políticos cualesquiera, menciona que en el llamado bloque de resistencia participan los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox, Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón y la presidenta nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu.

Estos personajes se habrían reunido en la ciudad de Madrid con el propósito de instrumentar lo que sería una táctica de resistencia, esto es, reorganizarse desde la oposición a fin de encarar a la 4T y sus políticas que, obviamente, actúan en contra de los intereses del grupo que gobernó México los últimos 30 años.

Precisamente el comunicador publicó el articulo bajo el título: “La resistencia en Madrid”, y  menciona en el texto que la presencia de los ex presidentes en  la capital española, supuestamente obedeció a mera coincidencia de sus vacaciones.

Pero, añade que un político de la 4T, cercano al presidente López Obrador, y de plática frecuente con el tabasqueño, habría dicho: “Todos juntos vacacionando en el mismo lugar, en el mismo momento. Sólo un pendejo se lo puede creer”.

El cónclave de los cuatro ex presidentes en Europa, se suma a otra estrategia cuyo origen se dio en la Ciudad de México, contada por el mismo articulista, y tiene que ver con poderosísimos empresarios mexicanos que tampoco ven con buenos ojos  las políticas del nuevo mandatario federal.

Este grupo de hombres de negocios estaría financiando a medios nacionales para resistir a López Obrador y su gobierno, y mencionan en concreto al diario nacional Reforma.

El periodista ofrece el link del medio “La Política en Línea” donde revela que el gobierno de la 4T cree que el magnate Carlos Slim ya estaría controlando la línea editorial del Grupo Reforma.

Será el sereno, pero lo cierto es que a dos meses y días de haber tomado el mando del gobierno de la República, López Obrado ya tiene abierto varios frentes. Y no son enchiladas.

Además de las mafias del huachicol, de la resistencia silenciosa de burócratas despedidos, también súmele la inconformidad que permea entre los que serán cambiados de residencia (trabajadores de las dependencias que van a otros estados).

Y no se puede pasar por alto a  los integrantes del Estado Mayor Presidencial que fue disuelto, y de los militantes enardecidos de Morena que se creían con derecho, pero se quedaron fuera de las mieles del poder, desplazados por priístas (son miles), y, ahora agréguele a los ex presidentes así como a los empresarios dolidos.

Sin dejar de tomar en cuenta, desde luego, la molestia de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, por la postura de México en el caso Venezuela.

Claro a su favor el presidente tiene al pueblo que aplaude el combate al robo de gasolina, pero ¿le alcanzará este tema que ya se está desgastando para aplacar otros rosarios de inconformidad que cunden en el país? Ese es el tema.

Porque se escucha en las calles el “¡ya chole con el huachicol!” y que López Obrador debe delegar este  tema a  las autoridades judiciales o a quien corresponda, y “a otra cosa mariposa”, porque el país es muy grande y sus necesidades aún más.

Desde luego, en Palacio Nacional saben del bloque de Madrid, es decir, de la reunión de los ex presidentes, y seguramente en los meses que vienen se sabrá de las estrategias urdidas en el viejo continente.

Por cierto, toda proporción guardada, los tabasqueños de viejo cuño deberán recordar cuando un grupo de políticos de Tabasco se reunía a diario en un restaurante Sanborns del entonces Distrito Federal, para planear la caída del entonces gobernador Salvador Neme Castillo.

Ahí se las dejo…

La botica

Lo bueno. Lo bien que limpió el gobierno del estado el Malecón de la Ciudad de Villahermosa. Es el principio de la nueva cara del centro de la ciudad que, muchos alcaldes prometieron  y no cumplieron.

Lo malo. La Ciudad Deportiva sigue horrorosa y lo que le sigue. Aunque ya se fue, hace más de un mes la mediocre administración del “cambio verdadero”, al parecer su fantasma sigue en esas instalaciones.