Seleccionar página

René Alberto López

El que tenga ojos para ver, que vea. Leer entre líneas es cuando se dan señales en un mensaje y hay que tratar de descifrar ideas ocultas en ese discurso o texto. Tratar, así, de desenmarañar lo que no es dicho en forma certera. 
De este modo, les invito a realizar este tipo de ejercicio en los discursos que se ofrecieron ayer en el segundo informe de labores del alcalde de Centro, Gerardo Gaudiano Rovirosa. 
Ponga, pues, atención en lo dicho por el presidente municipal, lo mismo en lo expresado por el gobernador Arturo Núñez Jiménez, en el Teatro Esperanza Iris, que estaba a reventar. Había gente parada hasta en los pasillos.  
Y, como estamos en víspera del año electoral y a la vuelta de la esquina de darse a conocer el nombre del próximo candidato del PRD a la gubernatura, los más avispados estaban atentos a todo lo que ocurría durante esa ceremonia. 
Por ejemplo, notaron que parecía el informe de un gobernador por el nivel de los asistentes. Presente los más importantes secretarios del gobierno estatal, connotados empresarios tabasqueños, entre ellos Ignacio Cobos y David Gustavo Gutiérrez Ruiz. 
Por si fuera poco, en las primeras filas figuraba el político José Ramón Martel López, suegro de Gaudiano, y personaje muy cercano al virtual candidato del PRI a la presidencia, José Antonio Meade.   
Así, todos estaban sentados prácticamente en la punta de las butacas, muy atentos a los mensajes políticos que ahí se estaban desahogando. 
Casi al concluir su intervención, Gaudiano Rovirosa mencionó las siguientes frases, y al final de esta se se levantó un murmullo de entre los asistentes, pues le escucharon decir:  
“Vamos a poner nuestro amor, nuestra pasión y nuestro talento para que Tabasco sea más seguro, más próspero. 
“Ya empezamos el camino y con ustedes voy a seguir con la misma entrega que he puesto como presidente municipal de Centro,  
Más adelante señaló: 
“Cerramos filas con el gobierno del estado y por eso expreso mi especial agradecimiento al gobernador Arturo Núñez Jiménez, quien nos acompaña ahora como nos ha acompañado siempre en este camino de servicio a los tabasqueños. Le refrendo lo que hace muchos años nos une: la amistad y el amor a Tabasco.
“Gracias señor Gobernador, en nombre de toda la gente de Centro por su permanente apoyo. Como dice el lema de nuestra recuperada Casa de la Tierra,  “con los pies en la tierra y la mirada hacia las estrellas”.
En otra parte de su discurso Gaudiano soltó estas palabras: 
“Hoy reafirmo mi orgullo tabasqueño, porque como lo digo siempre, aquí nací, aquí di mis primeros pasos, aquí crecí, aquí recibí la guía de mis padres, y de mis abuelos,  primero con su mano y después con sus consejos. Aquí hago mi carrera política, aquí tengo mis afectos y sentimientos y aquí, efectivamente construyo con mi esposa Ximena, día a día, el hogar que en 6 meses verá crecer a nuestro hijo. 
La revelación del nacimiento de su hijo levantó de nuevo el batir de palmas de los asistentes, y tras esperar que pararan los aplausos, Gaudiano remató con una inspiración del famoso poeta uruguayo: 
“Como bien lo dije aquella vez en palabras de Mario Benedetti: 
Si te quiero es porque sos

mi amor, mi cómplice y todo

y en la calle codo a codo

somos mucho más que dos 
Ahora seremos tres. 
Gracias Ximena me siento orgulloso de nuestro amor”. 
Después el gobernador Núñez Jiménez subió al escenario del majestuoso Esperanza Iris para enviar su mensaje a la concurrencia. Desde el atril dispuesto para la ceremonia, sus palabras y gestos sirvieron para la especulación de los presentes. 
Lo primero que hizo fue felicitar a Gaudiano Rovirosa y a la esposa del alcalde Ximena Martel por el próximo hijo del matrimonio, y espetó: “Ojalá y traiga torta”. El murmullo fue mayúsculo. 
Después el gobernador dio a conocer que había dejado de ir a la reunión donde se dio a conocer a Miguel Ángel Mancera como propuesta del PRD para la candidatura del Frente Amplio por México, a fin de estar en el informe de Gerardo Gaudiano.  
Además, mencionó a Gaudiano como el ejemplo de la nueva generación de políticos que son la esperanza de Tabasco. 
Y señaló que acompañar a Gerardo Gaudiano “renueva mi esperanza en la política y en los políticos de Tabasco y de México”. 
Al concluir la ceremonia del informe el mandatario estatal subió a Gaudiano a su camioneta y, se marcharon juntos. 
En el acto del informe, fue notaria la ausencia de José Antonio de la Vega Asmitia, lo mismo que de Juan Manuel Fócil Pérez. Sí estuvo Fernando Mayans Canabal. El que tiene oídos para oír, oiga.