Seleccionar página

René Alberto López

Saque usted papel y lápiz, o si prefiere apúntelo en el bloc de notas de su celular, o bien, si aún sus capacidades se lo permiten, guárdelo en la memoria, porque tiene que ver con el futuro de Tabasco lo que hoy voy a escribir.

Para empezar no me pregunte en qué encuesta o metodología me sustento, porque no creo a pie juntillas en esos estudios, que hoy se pueden comprar con dinero, como se compran seguidores en el Twitter.

Bien, no son pocos los lectores que me han estado preguntando, vía mensajes: ¿cómo veo Tabasco?, electoralmente hablando, y la más insistente pregunta en los recientes días es: ¿quién será el candidato del PRD al gobierno del estado?

Les voy a responder en base a mi experiencia como periodista que, como en cada elección, para hacer mis análisis tomo muy en cuenta los testimonios que recojo en las calles, en el taxi, en el transporte urbano, en el mercado, en las plazas, en los distintos centros de reunión, porque como les he dicho, soy reportero de a pie, no uso auto, porque ni siquiera manejo.

Y, no sólo eso, lo complemento con las acciones de aspirantes y dirigentes de los partidos políticos. Además de sus declaraciones en los medios. Estoy, pues, siempre, ojo al chícharo, ese es mi trabajo.

Cuando en una de mis entregas afirmé en este espacio que perdería el PRI en el 2012, me sustenté en la voz de la gente, que en las calles repudiaba el gobierno de Andrés Granier, y, además en el efecto del otro Andrés, me refiero a López Obrador, y si con esto no bastara, estaba en todo su apogeo el pleito interno en el equipo de Jesús Alí de la Torre, que terminó desquebrajándose.

Así, hoy lo que creo, lo que pienso, cuyo soporte son las conclusiones que he logrado amalgamar, y tomando el pulso de los acontecimientos, les puedo anticipar que el próximo candidato del PRD al gobierno del estado, saldrá de entre el alcalde de Centro, Gerardo Gaudiano Rovirosa y el senador Fernando Mayans Canabal.

Voy a mostrarles por qué son los mejores posicionados en ese partido. No voy a descubrir el hilo negro, son factores que no dejan de ser relevantes.

Si corremos la película un poco atrás, encontramos, por ejemplo, que en el 2012 Fernando Mayans Canabal recorrió todo el estado al competir para el Senado en fórmula con Adán Augusto López Hernández, y derrotaron al PRI.

Y más atrás tenemos que compitió por una diputación federal, y gano. También contendió por la alcaldía de Centro, aunque ahí le tocó perder. Lo que quiero retratar con estos contextos es que ha realizado varias campañas, la más reciente hace cinco años.

Si a ello le sumamos el activismo en el Senado, convirtiéndose es uno de los legisladores más dinámico, esto ha logrado que los tabasqueños lo traigan presente. Es, pues, un político conocidos.

Y, en el caso de Gerardo Gaudiano Rovirosa, su activismo político está aún más reciente. Recordemos que en el 2012 ganó  la diputación federal de mayoría relativa. Esto le permitió hacer campaña.

Luego al ocupar la presidencia de la Comisión de Recursos Hidráulico en la Cámara de diputados, le facilitó estar en los medios y cara a cara con la gente cada vez que venía a Tabasco a apoyar a municipios y comunidades, es decir, siempre.

En el 2015 realiza otra campaña electoral al competir por el ayuntamiento de Centro, elección que se anula, y regresa a las calles para salir victorioso en los comicios extraordinarios de 2016.

Durante el 2015 y, particularmente en el 2016, cuya elección extraordinaria atrajo la atención de todo Tabasco, Gaudiano se mantuvo a diario en los medios. Todo ello cuenta.

Por eso, en razón de esa movilidad de ambos políticos, es que hoy Fernando Mayans y Gerardo Gaudiano le sacan amplia ventaja a los otros aspirantes del PRD, y, entre la población tabasqueña, allá en las calles, esa que no tiene internet, ni sabe de redes sociales, pero si escucha radio y aún lee prensa, este sector no rechaza a estos dos políticos. A los otros, pocos los conocen.

La única posibilidad que tendría para asumir la candidatura el diputado José Antonio de la Vega, sería en las turbulentas aguas de la imposición, pero esto no va a ocurrir, porque ni es el delfín, dice, y el gobernador Arturo Núñez Jiménez, no se está metiendo a favor de nadie, ofreció piso parejo para todos, y, lo está cumpliendo.

Además, el PRD no se metería un tiro en el pie. Pero a los demás aspirantes, esto es, a Pepe Toño, Juan Manuel Fócil Pérez, lo mismo que a David Gustavo Rodríguez Rosario, los verá el pueblo tabasqueño en las boletas electorales, compitiendo por puestos federales, que no es poca cosa. Anote, pues, estos datos.