Seleccionar página

René Alberto López

En una entrega pasada decía yo que el proceso electoral de Tabasco estará enlodado por las denuncias de actos anticipados de campaña. Y apenas ayer, mientras viajaba en un taxi, por la radio escuché las quejas del diputado del PRI, Adrián Hernández Balboa.

Entre lo que logré escuchar, porque el taxista no dejaba de silbar la canción “despacito”, muy de moda por cierto, atrajo mi atención el asunto de los autobuses del Transbus que, según el legislador del tricolor, fueron usados para llevar acarreados a un acto político del diputado José Antonio de la Vega Asmitia.

Este caso debe ser aclarado a la opinión pública de la mejor manera posible, porque, la verdad, la verdad, sería grave que uno de los que aspiran a la candidatura del PRD para competir por la Quinta Grijalva, esté utilizando el transporte público.

Aquí hay dos imputaciones a revisar, el presunto uso de los recursos públicos para favorecer el acto político de un aspirante al gobierno del estado, y, la afectación directa a terceros, como sería dejar sin servicio a los usuarios de Villahermosa, esto es, a los pobladores de la capital.

También, en esta polémica surgen dos probables responsables: el líder del Congreso, y el secretario de Comunicaciones y Transportes, Agustín Silva Pérez.

Si hay algo que no perdona la gente a la hora de votar, que desprecia el pueblo de Tabasco, y los lleva hasta el hartazgo, es que se les quiera ver la cara de personas que no piensan. El pueblo no es tonto, no olviden esta enseñanza.

Por eso, considero que Pepe Toño debería ser el más interesado en aclarar esta especie, porque de ser cierta la acusación del diputado del PRI, esto a simple vista sería una violación a las leyes, así como hacerles “trampa” a sus compañeros del PRD, que igual buscan la postulación, haciendo su esfuerzo, pero, al parecer, sin el apoyo de la estructura gubernamental.

Creo, estimo, pues, que al propio legislador José Antonio de la Vega Asmitia, es a quien menos le conviene que se enlode su nombre. No debe olvidar que es el máximo personaje del “honorable Congreso del estado” y debe honrar, en los hechos, su investidura.

La botica

1.- Debido al desgarriate en las finanzas públicas, el diputado local del Partido Verde Ecologista de México, Manlio Beltrán Ramos, pidió una mayor vigilancia al ayuntamiento de Teapa, que mal gobierna Jorge Armando Cano Gómez. Ello en cuanto al destino de los recursos públicos y el uso que les dan en esa comuna. Vaya, vaya, si el legislador Beltrán lo demanda, por algo será.

2.- Un grito a tiempo al dirigente estatal de Morena,  Adán Augusto López Hernández: en el municipio de Cárdenas su partido Morena sólo tiene la posibilidad de ser competitivo en el 2018, llevando como candidato ya sea a Abenamar Morales Gamas, o bien a Armando Beltrán Tenorio. Con los otros aspirantes que se dicen fundadores, están condenados al fracaso, y, en próxima columna les platicaré el por qué.

3.- Los grillos de a peso siguen en campaña aprovechándose de la nobleza del pueblo tabasqueño, en cambio el gobernador Arturo Núñez Jiménez no para sus acciones de gobierno para llevar el desarrollo a las comunidades, vea usted, para este jueves desde muy temprano arribará al municipio de Centla a fin de  fortalecer al sector educativo. Ahí  en la escuela primaria Joaquín Pedrero Córdova entregará  mochilas y útiles escolares gratuitos, después el parque central, encabezará la ceremonia de entrega de certificados de educación básica a personas de 15 años de edad en adelante, luego en el puerto Frontera-Aduana, en la calle Madero, supervisará el desarrollo de infraestructura, y ya por la tarde en la Unidad Académica de Villa Vicente Guerrero de la Universidad Intercultural del Estado de Tabasco, inaugurará el Edificio 1, además de que de manera simbólica, entregará infraestructura de planteles educativos.

También en la cabecera municipal de Centla, Núñez Jiménez supervisará el desarrollo de infraestructura en el puerto Frontera-Aduana, en la calle Madero.

El recorrido del mandatario concluirá en la Unidad Académica de Villa Vicente Guerrero de la Universidad Intercultural del Estado de Tabasco, donde inaugurará el Edificio 1, y de manera simbólica entregará infraestructura de planteles educativos de esta demarcación.