Seleccionar página

René Alberto López

Nunca había estado tan a modo la frase: “el horno no está para bollos”, como ahora, con los tiempos electorales de violencia que se viven en todo México.
Alguien me hizo la pregunta en días pasados “si estábamos en México al nivel de violencia que alcanzó Colombia en la década de los 80 y 90”, pero apenas estaba asimilando la pregunta, cuando otra persona terció: “peor”, dijo, sin vacilaciones.
La respuesta aquella no es nada exagerada, pues apenas el lunes último, muy temprano, cuando este columnista se ponía al día consultando las notas nacionales en los principales diarios de la Ciudad de México, me encontré con estos titulares:
“Violencia y odio no deben tener cabida en el proceso electoral: Presidencia”. La declaración era del vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez, en referencia a varios hechos ocurridos en el país en las recientes horas.
Otro título: “Exige PRD al gobierno garantías de seguridad en Chihuahua”. La información consigna el llamado del Comité Ejecutivo Nacional del PRD al gobierno federal a fin de que “tomara en sus manos la responsabilidad de salvaguardar la seguridad en Chihuahua, luego de que la candidata a regidora municipal, Liliana García, fue asesinada el domingo en el municipio Ignacio Zaragoza”. Argumentan los dirigentes que en un año 16 perredistas han sido asesinados en esa entidad.
Uno más: “El PES pide se investiguen crímenes de sus militantes”. El líder de Encuentro Social, Hugo Erick Flores, demandó de las autoridades federales investigar las muertes de dos de sus militantes, uno en Chihuahua, y otro en el Estado de México, en este último lugar se trató del candidato a presidente municipal de Tenango del Aire.
Por si fuera poco, el domingo último nos despertamos con la información del asesinato de un hijo del señor Eduardo Fuentes Naranjo, suceso que se da tras reclamar la titularidad de la presidencia municipal de Cárdenas, cuyo hecho sacudió a la clase política tabasqueña.
Y, quien vino a echarle gasolina al fuego, fue el periodista Ricardo Alemán, con la irresponsabilidad de incitar a la violencia en las redes sociales, al replicar un Twitter con las leyendas de que fanáticos habían asesinados a John Lennon, Versace y Selena, y agregó el mensaje: “ahí les hablan”, con la intención de sugerir un atentado en contra del político tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.
La ofuscación de Ricardo Alemán, desde luego, recibió de inmediato el repudio generalizado de todo México. Se sumaron a la condena de aberrante actitud, políticos, académicos, intelectuales, periodistas y, por supuesto, la inmensa mayoría de la población.
El caso del periodista es patético, pues debido a su arraigado odio contra el político tabasqueño, tiró a la basura su carrera periodística, su credibilidad, si es que la tuvo algún día.
Se dejó arrastrar por la pasión del odio desmesurado y se olvidó del análisis, del trabajo profesional de todo comunicador, porque se puede criticar a los candidatos y, no estar de acuerdo con sus políticas, sus proyectos. También, simpatizar con otros, pero sin caer en los adjetivos, los insultos y, menos sugerir su desaparición.
Ahora bien, solo los que están igual de enfermos de rencor, o desconocen la ley de imprenta, podrían respaldar a Alemán, con la bandera del supuesto atentado a la libertad de expresión, por su despedido de Televisa y Canal 11. Sería un debate perdido, porque el tema de Alemán, es un caso indefendible.
Esas empresas hicieron lo correcto, al cancelarle sus contratos. No pueden consentir en sus filas a un periodista que convoque al crimen de un político, sea de la izquierda, de la derecha, de centro o independiente.
Ahí se las dejo…
La botica
Para su información. Evaristo Hernández Cruz es el puntero en las encuestas del municipio de Centro con 17.5 por ciento de ventajas. Adrián Hernández Balboa y Jaime Mier y Terán, en empate técnico, marchan en segundo y, la del Verde, ni pinta. En Tenosique, Raúl Gutiérrez, de Morena, saca 7 puntos de ventaja al priísta Francisco Abreu Vela, mientras que en la localidad de Jonuta, Erick Garrido, del Panal, lleva la delantera con 6.5 puntos. En Huimanguillo, hay prácticamente un empate técnico entre los candidatos de Morena, PRI y PRD. Próximamente daremos más detalles.