Seleccionar página

René Alberto López

E-mail: ralopez22@hotmail.com

Los mexicanos no hemos aún aprendido a vivir en democracia a pesar de los años y de las múltiples elecciones celebradas en suelo azteca.

No hay elección en las que los actores políticos, por un lado unos alegan fraudes, y otros son acusados de hacer trampas.

Vaya, siempre han sido los partidos políticos los promotores de las acciones más desaseadas. Si la memoria no me falla fue el PRI el inventor de los famosos “carruseles”, “taqueos”, “operación tamal”, “acarreos”, “fraude hormiga”, “ratón loco”, en fina, tantas lindezas creadas para cometer timos en los procesos electorales.

Ante el tremendo desprestigio de los partidos político que, además se apoderaron de candidaturas, no faltaron mexicanos en empujar las “candidaturas independientes” para crear otra opción ante el monopolio de las organizaciones con registro, y para hacer la actividad política con mayor limpieza.

Desde hace algunos años atrás no fueron pocas las organizaciones sociales, así como personajes políticos y del mundo intelectual, entre ellos se recuerda a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y Jorge Castañeda, impulsando la opción de las candidaturas independientes en México.

El propósito era además de viable, saludable para la participación ciudadana en la actividad política a fin de presentar otra iniciativa democrática en un país ahogado por la partidocracia.

Pero se metieron en esa vía los políticos y, están, con sus acciones, desacreditando un logro que pretende mostrar otro rostro a los electores.

Así, la sospecha de fraude en las firmas de apoyo a independientes resultó una realidad, y, para colmo, Tabasco otra vez figura como el estado en el que sus políticos fueron descubiertos haciendo trampa en esta modalidad.

Según dio a conocer el Instituto de Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT) el 73 por ciento de las 116 mil firmas que entregó Óscar Cantón Zetina son inválidas, esto es, el IEPCT solo reconoce 27 mil 590 firmas válidas.

De este modo, el organismo dejó fuera a Cantón de la candidatura independiente a gobernador de Tabasco, al no alcanzar las 33 mil 470, requeridas por la ley.

Pero, apenas ayer escuchamos la declaración de un funcionario del IEPCT, en la que mencionó que a Jesús Alí de la Torre, el otro aspirante, también le encontraron “inconsistencias”, es decir, firmas fraudulentas, pero en una mínima parte, pues no dio a conocer la cifra en la entrevista de radio.

Lo que quiso decir el funcionario del IEPCT, es que es un caso como el del famoso Layín, Hilario Ramírez Villanueva, del municipio de San Blas, Nayarit. Esto es, a Jesús Alí se le detectaron trampas, pero poquitas.

La verdad, la verdad, los políticos provenientes de organizaciones partidistas, con lo aprendido en sus institutos políticos, desacreditaron, mancharon, ensuciaron, al menos en esta elección de Tabasco, una vía cuyo propósito es ser un ejemplo de democracia en un país, en cuyo renglón seguimos en pañales.

La botica

1.- El senador Fernando Mayans Canabal fue asignado al estado de Campeche para impulsar los trabajos con miras a la elección del próximo 1 de julio. Así, noticias provenientes de la Ciudad de las Murallas advierten que Morena podría ganar la fórmula de senaduría de mayoría en un estado considerado bastión del PRI, según un estudio de la empresa Massive Caller. Veremos.

2.- Hay nerviosismo entre aspirantes de Morena en Tabasco, a unas horas de darse a conocer los nombres de los candidatos a las 17 alcaldías y a las diputaciones locales en los 21 distritos electorales. El gremio de periodistas le sigue apostando al colega Andrés Pampillón Ponce.

Síguenos en Twitter:

@ralopez22 @el_papiro