Seleccionar página

René Alberto López 
La puesta en escena del destape de José Antonio Meade, virtual candidato del PRI a la presidencia, es en los hechos, el inicio de la competencia electoral de 2018, esto es, ahora si va en serio la puja por llegar a Los Pinos, quiero decir, con nombres y apellidos.

Además, los movimientos en el PRI apurarán a los del Frente Ciudadano por México a designar a su candidato, si es que no se queda esa alianza en el camino, por lo que en los próximos días, antes del 14 de diciembre, sabremos el destino de esa mescolanza de partidos. 

Pero sin duda, esta sacudida electoral llegará a los estados de la república, entre ellos Tabasco, en donde los partidos fuertes, me refiero al PRI y el PRD, deberán sacar a sus precandidatos lo más pronto posible, si es que no quieren que les coma el mandado Morena. 

Porque aquel anuncio de que el PRD elegiría a su candidato al gobierno de Tabasco hasta el mes de febrero, nunca me quedó claro, sería darle ventaja a Morena, que tiene preparado al senador con licencia Adán Augusto López Hernández, así como al PRI tabasqueño que seguramente en los próximos días dará luz verde sobre su prospecto a la gubernatura. 

Como se sabe, el próximo 14 de diciembre comienzan las precampañas para la contienda federal y, el 24 del mismo mes es la fecha de arranque de las precampañas en Tabasco. 

Es decir, los tiempos electorales están encima, por lo que el PRD y el PRI deberán designar más temprano que tarde a sus abanderados. Si se dan cuenta, no menciono al PAN, PVEM, PT y Movimiento Ciudadano, porque serán partidos que no irán con candidatos propios. 

Están amagando con hacerlo, pero al final del día se aliarán a cualquiera de los partidos considerados competitivos.

Bien, en el PRD todos sus aspirantes a obtener la candidatura, se mostraron, caminaron y fueron tomados en cuenta en encuestas, pero en estos días a más de tres les dirán “gracias por participar”.  

Así, en la recta final hay tres nombres, sobre el escritorio: Gerardo Gaudiano Rovirosa, alcalde de Centro; Fernando Mayans Canabal, senador por Tabasco, y José Antonio de la Vega Asmitia, presidente de la Junta de Coordinación Política en el Congreso del estado. Uno de ellos será el candidato amarillo.

(¡Paren la rotativa!, como se decía en los periódicos): Y es que estas horas, 8:17 de la noche, del martes 28 de noviembre, le llega al columnista una filtración de última hora. Este franjero les puede anticipar que ya está tomada la decisión en el PRD, pero están hablando con los otros dos, para que el partido no se desquebraje porque, dicen, todos hacen falta en el partido.      

Les puedo mencionar también que se respetó eso del “piso parejo para todos”, y el arbitraje no se dejó influir por “afecto” alguno. Se tomaron en cuanta los números, la fuerza real, esto es, al mejor posicionado. Falta saber cuándo lo  harán público. Hasta ahí se las dejo.   

Ahora bien, en el PRI de Tabasco consideramos que no tienen carta más fuerte que la diputada federal Georgina Trujillo Zentella, es la única que puede ser competitiva en ese partido. Lo prueban los números de los sondeos que tienen en el CEN del PRI. 

Por cierto, un priísta de primerísimo nivel, confió al reportero que aun si el elegido en el tricolor para la candidatura a la presidencia, hubiese sido el secretario Miguel Ángel Osorio Chong, en tierras chocas “no habría afectado las aspiraciones de Gina. Mira, es que no es un tema de afectos, amigo, es de fuerza electoral y tenemos enfrente una elección que será muy competida”.

Así, de acuerdo a mis fuentes y a casos concretos como el de Adán Augusto López Hernández, sólo falta que se oficialice el caso de Gina Trujillo en el PRI, y que el PRD presente a su “tapado”. 

La botica 

1.- El distinguido cardenense Jorge Abdó Francis, ex rector de la UJAT, recibió por parte de la Universidad de Alcalá el Certificado de Conclusión del Programa Posdoctoral en “Educación Superior y Políticas Públicas Comparadas”, en acto celebrado en el Senado de la República. Desde este espacio enviamos afectuosa felicitación al paisano, por seguir cosechando éxitos académicos.