Seleccionar página

Todo recipiente usado con gasolina se debe marcar y destruir.

El consumo de agua almacenada en recipientes en los que previamente de depositó gasolina podría provocar intoxicación por gasolina.

El secretario de Salud federal, Jorge Alcocer Varela, hizo un llamado a la población a no utilizar envases, bidones o garrafones que se usan para agua, para transportar gasolina, ya aun cuando se laven, quedan contaminados y se convierten en un riesgo para la salud si son reutilizados para almacenar agua para consumo humano.

Durante la conferencia de prensa matutina que encabezó el Presidente Andrés Manuel López Obrador, y después de dar a conocer que hasta este martes se tenían reportadas 93 personas fallecidas y 46 hospitalizadas, como consecuencia de la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo, Alcocer Varela precisó que de acuerdo con datos del Módulo de Hogares y Medio Ambiente del INEGI, tres de cada cuatro mexicanos consumen agua embotellada.

Sin embargo señaló, que el consumo de agua almacenada en recipientes en los que previamente de depositó gasolina podría provocar intoxicación por gasolina, cuyos síntomas más comunes son somnolencia, dolor de cabeza, mareo, visión borrosa, debilidad, incluso, puede llegar a convulsiones o estado de coma.

Si los envases fueron llenados con gasolina y/o diésel, se deben marcar de manera permanente, destruirlos o entregarlo a los centros de acopio autorizados por la SEMARNAT.

Aseguró que la Secretaría de Salud se sumó a las ocho acciones del Gobierno de México para atender la pobreza en Hidalgo y Estado de México, la cual es un determinante social que tiene un impacto favorable en la salud.

“La salud no se trata, no se ve, no se analiza, no se resuelve si no es a través de estos determinantes sociales, sobre todo cuando las mujeres están al frente, cuando ellas toman el mando, es resultado de los programas es más eficiente, por lo que estoy seguro llevará bienestar a la población”, finalizó.