Seleccionar página

Eugenio Hernández Sasso

Hoy lunes, a eso del mediodía, el Nuevo Puente de la Unidad que atraviesa el Golfo de México y une a Isla Aguada con Ciudad del Carmen quedará inaugurado y en funciones, para beneficio de miles de personas que transitan diariamente por el Sureste mexicano.

La obra, polémica por su interrupción en el sexenio del ex presidente Felipe Calderón, ha quedado concluida y será puesta en marcha por Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador de Campeche, y Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT).

En 2012, Fernando Ortega Bernés, ex gobernador de Campeche, se comprometió a reiniciar la edificación del segundo puente más largo en México y el quinto en todo Latinoamérica, lo malo fue que terminó su administración y no le invirtió ni un centavo.

A su llegada al gobierno, Moreno Cárdenas se propuso finalizar la obra que había empezado a construir Petróleos Mexicanos y, el 16 de enero de 2016, frente a la nueva directiva del Consejo Coordinador Empresarial de Ciudad del Carmen, se comprometió a invertir mil 800 millones de pesos para concluirla.

Luego de gestionar los recursos correspondientes con la Federación, el 22 de mayo de 2017 el mandatario campechano reinició la obra, de tal manera que el viernes 12 de abril, a eso de las tres de la madrugada, atestiguó la colocación de la última trabe tipo Nebraska, de un total de 438 que componen la estructura que comunica a todo México con la península de Yucatán.

El Nuevo Puente de la Unidad, en Carmen, mide 3 mil 285 metros de longitud, 14 metros de ancho, cuenta con dos carriles de circulación de 3.5 metros, dos acotamientos de 2.5 metros, banquetas de 75 centímetros, guarnición y parapeto de 25 centímetros, 17 metros en su altura máxima, losa de concreto armado de 20 centímetros de espesor y una superficie de rodamiento de concreto asfáltico con cuatro centímetros de espesor.

Con esta obra y muchas otras que Alejandro Moreno ha inaugurado en el estado que gobierna, ha callado con hechos las críticas de sus adversarios que, desde el principio de su mandato, decían que no haría nada.

Hoy esta importante vía de comunicación es una realidad, así como la rehabilitación de hospitales en todo el estado, la construcción del moderno parque Moch Couoh y sus majestuosas fuentes marinas frente al malecón de la capital, la deportiva en Carmen, el segundo piso en la avenida Gobernadores de la Ciudad de las Murallas, la ampliación del malecón, entre muchas otras obras.

A casi cuatro años de su gobierno, Moreno Cárdenas ha cumplido la mayoría de los compromisos contraídos para cambiar el rostro de Campeche con obras que demuestran el carácter de ese próspero estado, que por cierto, pese a la crisis financiera, creció más de 4 puntos en su economía el año pasado.

Por ello, el mandatario dijo el 7 de junio que va a regalar las maquetas de las obras a sus críticos, para que jueguen con ellas, y, además, a los que no creían que se construiría el Nuevo Puente de la Unidad, les pidió que se den la vuelta por Escárcega para que no lo usen.

Campeche es, en los últimos cuatro años, primer lugar en seguridad y en rendición de cuentas en la aplicación del gasto federado; en los últimos días fue el estado que no tuvo ninguna observación y se acreditó una felicitación de las autoridades federales en el ramo.

En los próximos días Alito solicitará licencia para ir por la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRI. Desde esa nueva encomienda, seguramente, así como logró transformar a Campeche en los últimos cuatro años, transformará también a ese partido y ¿por qué no? A todo México también en el futuro, pues siempre que está en algún lugar pone la mirada en lo más alto y en el horizonte más grande, aunque el camino sea desafiante y tenga que enfrentarse con verdaderos gigantes.