Seleccionar página
  • Los casos de acoso y robo deben ser denunciados ante la Fiscalía, señala la dependencia

Villahermosa, Tabasco.- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) mantiene una supervisión permanente para investigar y sancionar las irregularidades en que incurran los concesionarios y permisionarios con motivo de la prestación del servicio de transporte público y privado, conforme lo establece el Artículo 143 de la Ley de Transportes para el Estado de Tabasco y su Reglamento.

Sin embargo, no es competencia de esta institución castigar conductas como acoso y robo, sino que la o las personas afectadas deben interponer su denuncia ante la Fiscalía especializada en la materia y acreditar los elementos de prueba, para que con base en ellas el juez dicte la pena o sanción por el delito que resulte.

En los operativos que sí le competen, la SCT actúa con apego a la ley, con responsabilidad, transparencia y respeto a los derechos humanos; además, atiende quejas ciudadanas por medio de su Ventanilla Única, vía telefónica en el teléfono 01-800-216-7005, y a través de los reportes de los medios de comunicación.

Los usuarios del transporte público tienen derecho a presentar su queja contra aquellos transportistas que incurran en arbitrariedades, en un término de 15 días hábiles contados a partir de la fecha en que ocurrieron los hechos que va a denunciar.

En todos los casos se llena un formato, proporcionando número económico del vehículo, ruta, relato breve de los actos u omisiones que motivan la inconformidad, hora y fecha de los hechos y pruebas, en caso de contar con ellas. Asimismo, se debe proporcionar datos de contacto para comunicarle el seguimiento y avance del trámite.

A partir de la integración y ratificación, el tiempo de la resolución es de 15 días, aproximadamente. Si no acude el quejoso, se declina o se da por concluido este proceso antes del tiempo establecido.

Cabe señalar que más de 54 por ciento de las quejas son declinadas por falta de ratificación del agraviado, y 13 por ciento por desistimiento, según los datos del último reporte trimestral del ejercicio 2018.

En este sentido, la Secretaría exhorta a quienes hayan sido objeto de arbitrariedades en el servicio a que interpongan su queja formal y concluyan el proceso sancionador, fomentando con ello la cultura de la denuncia y garantizando que se aplique la multa correspondiente.