Seleccionar página
El convenio internacional que ratificó el Senado lleva al país a tener un comercio más justo, según la directora para México de la OIT.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) – México podrá cumplir mejor lo que acordó con Estados Unidos en materia laboral, en la negociación de nueva versión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), al ratificar el Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En el capítulo laboral el equipo mexicano se comprometió a adoptar medidas legislativas a favor de la libertad sindical, celebrar contratos colectivos y eliminar la figura de contratos de protección, refiere información de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR).

Algunos de esas condiciones están en el Convenio 98 de la OIT, ratificado el jueves por el Senado y que debe ser enviado a este organismo internacional para que pueda entrar en vigor 12 meses después de que el organismo haya corroborado este envío (depósito), explicó la directora de la Oficina para México.

“Muchos tratados comerciales establecen cláusulas laborales, las cuales buscan garantizar entre los países que comercializan que no haya dumpinglaboral, es decir que no se utilicen como ventajas para el comercio, condiciones inadecuadas de remuneración o laborales para los trabajadores”, explicó en entrevista Gerardina González, directora de la Oficina para México y Cuba de la OIT.

Lee: TLCAN 2.0 pone presión a México para que concluya reforma laboral

“El hecho de que los países tengan ratificado este Convenio, implica la garantía de que no se va a hacer dumping social o laboral; es una garantía para el comercio más justo”, agregó González.

Aún está pendiente que el Congreso mexicano apruebe la reforma al Sistema de Justicia Laboral. Con ella lograría la implementación de los tribunales dependientes del poder judicial en materia laboral, además de la ley para que opere el Instituto Federal de Conciliación y Registro Laborales, el cual se encargará de la administración y registro de contratos colectivos de trabajo, explicó en entrevista Germán de la Garza, socio del despacho de abogados Mowat.

De acuerdo con González el Convenio 98 de la OIT se refiere a la libertad de negociar contratos colectivos, prevé también, que no haya sanciones para los trabajadores por el hecho de no pertenecer, pertenecer o dejar de pertenecer a un sindicato.

“La libertad sindical debe entenderse como la libertad de asociarse a un sindicato, de sindicalizarse, o de no hacerlo en el momento que uno lo desea”, culminó la directora.

Cabe destacar que México y Estados Unidos también acordaron que en el nuevo TLCAN se incluyan nuevas disposiciones para prohibir la importación de bienes producidos por trabajo forzado, también para garantizar que los trabajadores migrantes estén protegidos por la legislación laboral, refiere la USTR.

Esta semana, Estados Unidos dará a conocer los textos del entendimiento al que llegó con México respecto al TLCAN, para su revisión en el congreso.

Si Canadá y el país del norte no llegan a un acuerdo, antes del último día de septiembre, se marcaría un precedente para que el comercio entre México y Estados Unidos se rija bajo un acuerdo bilateral, y no trilateral, como se firmó en un inicio.