Seleccionar página

El Congreso de esa entidad aprobó reformas que permiten asignar sin licitación obras como la refinería

Como “preocupante” calificó la presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), Alejandra Palacios, las reformas que aprobó el Congreso de Tabasco a las leyes de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, así como a la de Adquisiciones, Arrendamientos y Prestación de Servicios.

Como publicó El Heraldo de Tabasco desde el mes pasado, la iniciativa presentada por la diputada de Morena, Nelly Vargas, y luego aprobada con la mayoría de ese partido en el Congreso tabasqueño allana el camino para que las obras de la construcción de la nueva refinería en Dos Bocas se adjudiquen de manera directa.

Con este tipo de concesión se pueden inflar los precios a costa del erario público, alertó ayer Alejandra Palacios en un evento en la capital del país para celebrar los 25 años de la Autoridad de Competencia en México.

“Es muy triste que modifiquen la Ley en el estado de Tabasco, en el sentido de que las grandes adquisiciones, que es cuando más competencia necesitamos, se hagan a través de adjudicaciones directas. La adjudicación directa hace que la autoridad discrecionalmente pueda decidir a quién le vende y esa persona quien le vende, como no tiene competencia, pues puede inflar los precios, y eso es a costa del erario público”.

Por ello, consideró que hace falta una Ley Federal de Adquisiciones para que ningún estado tenga la facultad de modificar sus leyes y proteger a proveedores locales o amigos.

Aclaró que si Pemex financia la construcción de la nueva refinería la obra tendrá que pasar por su Consejo de Administración, que tiene sus propias políticas de contratación. “Si se hacen con recursos estatales, entonces lo que rige es la Ley de Adquisiciones del estado”, puntualizó.

Previo a la aprobación, El Heraldo de Tabasco reportó los argumentos de la iniciativa aprobada en comisiones el 26 de septiembre. Según justificó en su momento Rafael Elías Sánchez Cabrales, presidente de la Comisión de Ordenamiento Territorial, la intención es agilizar las obras de la refinería que se instalará en el Puerto de Dos Bocas, en el municipio tabasqueño de Paraíso, así como otras obras.

Tras la aprobación en el pleno, el 27 de septiembre, voces como la de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) a nivel local consideraron que el pretexto de agilizar las obras de la refinería no tiene sentido, pues aunque se firme un convenio de colaboración, se aplica la Ley federal de Obras Públicas.

En declaraciones a El Heraldo de Tabasco, los presidentes del Colegio de Ingenieros Civiles de Tabasco, Javier Jiménez López, y de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Sergio Coll Montalvo, consideraron ayer que los cambios legislativos no ponen en riesgo la libre participación de las empresas constructoras y proveedores de servicios, pero pidieron participar en la adecuación de los reglamentos de obras pública para que en los contratos se incluya un alto contenido local y que, en igualdad de circunstancias, se dé prioridad a la contratación de empresas locales y afiliadas a organismos locales reconocidos.

ALBAZO, ACUSA EL PAN

Marcelo Torres Cofiño, dirigente del Partido Acción Nacional acusó al partido Morena y el presidente electo Andrés Manuel López Obrador de realizar la aprobación de adjudicaciones directas para la refinería que se construirá en Tabasco, así como para el Tren Maya, hecho que calificó como “un albazo legislativo” en el Congreso estatal.

Para el panista, la aprobación de la adjudicación directa de estas obras en Tabasco, significa que “bien pudiéramos estar frente a lo que puede ser el gran robo del siglo”.

Fuente: El Sol de México