Seleccionar página
Por RICARDO ZAPATA / @RZAPATA96 / RZAPATA@EL-NACIONAL.COM
  • Las personas que consumen bebidas acohólicas combinadas con verduras o frutas podrian correr el riesgo de morir por problemas bronquiales o cardiológicos

Venezuela era tradicionalmente un país donde el licor representaba un negocio rentable en todos los ámbitos. Su calidad y su bajo precio generaban altas ventas. Desde la cerveza hasta el whisky escocés eran consumidos por los distintos estratos sociales, tanto los fines de semana como en ocasiones especiales, por cumpleaños o matrimonios.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), Venezuela es el cuarto país del mundo que más consume licor por persona al año con 7,1 litros. Solo es superado por Perú y Brasil (8,9 litros), Chile (9 litros) y Argentina (9,1 litros).

Como consecuencia de la inflación y de la dificultad para importar licores, aumentó considerablemente el consumo de bebidas como el cocuy, caña clara y el anís, que eran casi de consumo exclusivo para los estratos menos pudientes. En ocasiones, estas bebidas más económicas se preparan de distintas maneras para evitar los sabores puros del licor y hacerlo más digerible al paladar. Sin embargo, actualmente las personas “experimentan” haciendo cocteles poco tradicionales ante la escasez y altos precios de los refrescos y otros acompañantes para las bebidas, sin advertir que el resultado de ello puede ser fatal.

Foto: referencial

Desde finales del año pasado se hicieron públicos varios casos de personas que fallecieron después de comprar bebidas preparadas en lugares clandestinos o consumir cocteles con licores que tienen alto grado de alcohol:

10/09/2017 Una joven murió en el estado Lara por ingerir una bebida preparada con Cocuy. La mujer de 21 años se emborrachó y por los efectos del alcohol se acostó a dormir. Durante las primeras horas del día siguiente se despertó, vomitó y volvió a acostarse. Más nunca despertó. Los forenses llegaron a la conclusión de que la joven murió por un edema pulmonar.

21/11/2017 Tres hombres se intoxicaron en el estado Carabobo por consumir una guarapita adulterada que contenía metanol (un compuesto tóxico que se produce por destilar productos como la madera). El grupo de amigos comenzó a sentirse mal y fueron llevados a una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) cercana para auxiliarlos. A pesar de los esfuerzos realizados por los médicos, uno de ellos murió por intoxicación. Los otros dos quedaron en grave estado de salud.

24/12/2017 Un grupo de cuatro personas falleció en la urbanización 23 de Enero de Ocumare del Tuy, estado Miranda, luego de consumir una guarapita preparada con un alcohol de alta pureza y mezclada con mango verde. Los amigos tomaron previamente un coctel parecido, pero con parchita. Al terminarse, decidieron seguir consumiendo bebidas alcohólicas y compraron una de alta pureza que mezclaron con la popular fruta. A las pocas horas se sintieron mal y fueron trasladados a un centro de salud donde fallecieron a las pocas horas.

01/01/2018 Una pareja murió en la Urbanización Lomas de Urdaneta, ubicada en Caracas, por consumir un coctel mezclado con una bebida que, según los familiares, olía a Benzol y sabía extraño. Sin embargo, el matrimonio se tomó toda la botella para celebrar el Año Nuevo. Durante la tarde del primero de enero, la mujer empezó a sentirse mal, se levantó de la cama, fue al baño, vomitó y se acostó nuevamente. Falleció mientras dormía. Su esposo falleció de dos paros respiratorios luego de ser hospitalizado porque no paraba de vomitar.

08/01/2018 Un hombre falleció en el estado Lara por consumir una bebida realizada a base de Cocuy y gramoxone (un herbicida para el control de malezas en cultivos). El sujeto de 37 años se encontraba en una fiesta y tomó el coctel hasta el amanecer. A las pocas horas se empezó a sentir mal y lo trasladaron a un Centro de Diagnóstico Integral (CDI) cercano a su casa. Su estado de salud empeoró y fue llevado al Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto donde murió por intoxicación y grave deterioro de sus órganos producto de los compuestos del herbicida.

Foto: referencial

José Félix Oletta indicó a El Nacional Web que los licores que consume el ser humano son los llamados etanoles que producen en su proceso de metabolización un compuesto llamado acetaldehído, que el hígado expulsa a través de la orina. Sin embargo, algunas bebidas con alto grado de alcohol pueden resultar peligrosas.

“La situación actual nos está llevando al riesgo de consumir una serie de alcoholes que pueden ser peligrosos para la salud porque pueden producir intoxicaciones y envenenamiento”, dijo.

El médico internista sostiene que la toxicidad por alcohol tiene que ver con la cantidad y el grado de absorción con que se consume. En personas que no ingieren alimentos mientras beben alcohol, el proceso de asimilación de los componentes por parte del cuerpo es mucho más alto y las personas sienten los malestares más rápido.

“Hay una enzima llamada hidrogenasa alcohólica que ayuda a procesar los componentes de las bebidas alcohólicas. Si una persona no está acostumbrada a tomar, la enzima funciona en menor cantidad y la persona se siente mal mucho más rápido”, explicó el especialista.

Oletta indicó que los acetaldehídos son tóxicos y pueden producir arritmias cardiacas, daños a los testículos y, en caso de ser muy grave, la persona puede sufrir degeneración del cerebelo. Sin embargo, este último solo se ve en personas que están muy desnutridas.

“Dependiendo del grado de alcohol que tenga una bebida, esta puede ser más o menos letal para el cuerpo. Si es muy elevado en la bebida, la persona puede incluso morir”, dijo.

Foto: referencial

La nutricionista Marianella Herrera indicó a El Nacional Web que desde hace un tiempo las personas realizan mezclas peligrosas, como ligar vodka con bebidas energéticas. En la actualidad, por la crisis económica, bebidas que no eran de consumo habitual pasaron a ser de consumo corriente y el cuerpo de los consumidores no está preparado para su consumo.

“El alcohol es un elemento que la gente utiliza como antiestrés. Sin embargo, se debe tener cuidado con lo que se va a tomar porque no todos los licores tienen el mismo grado de asimilación y puede ser peligroso que alguien que nunca tomó una bebida, consuma en grandes cantidades la primera vez”, explicó.

Foto: referencial

La especialista indicó que las muertes en este tipo de casos se pueden producir por broncoaspiración de la bebida, que pasa a los pulmones y la persona se ahoga. “Si se broncoaspira una bebida, el oxígeno deja de pasar y la persona deja de respirar. Hecho que le produce la muerte instantánea”, indicó.

El doctor Oletta indicó que se deben examinar las dosis de alcohol y los síntomas que sienta una persona porque, en caso de ser muy fuertes, debe acudir a un médico que les brinde primeros auxilios para desintoxicarse y evitar la muerte.

Fuente: El Nacional