Seleccionar página

El Presidente de México informó que la meta de la estrategia es sembrar un millón de hectáreas y crear 400 mil empleos en el campo de 19 estados; en la entidad se sembrarán 150 mil hectáreas y se generarán 60 mil trabajos

Al poner en marcha aquí el programa nacional “Sembrando Vida”, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que la iniciativa tiene como objetivo sembrar un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables en el país y crear 400 mil empleos en 19 entidades federativas.

Explicó que la estrategia busca beneficiar a productores, ejidatarios y pequeños propietarios mediante un pago de cinco mil pesos mensuales. “Este es un gran programa de apoyo que tiene como fin recuperar la producción y brindar empleo en el campo”, aseguró en el poblado C-27, ubicado en el corazón del Plan Chontalpa, donde hace muchos años inició su
lucha social.

En compañía del gobernador Adán Augusto López Hernández, el primer mandatario destacó que en el caso de Tabasco se sembrarán 150 mil hectáreas que permitirán la creación de 60 mil empleos para sembrar cedro, caoba, cacao, o cualquier otro tipo de árbol, tomando en cuenta la tierra fértil del estado.

Explicó que esos 60 mil empleos se repartirán 20 mil en La Chontalpa, 20 mil en La Sierra, y otros 20 mil en la región de Los Ríos, para que el beneficio llegue a todos los rincones del estado. Describió que cuatro mil 500 pesos se pagarán en efectivo y 500 pesos a una caja de ahorro para que los productores se hagan acreedores a préstamos en un corto plazo.

Durante su tercera visita oficial a Tabasco como presidente de la República, López Obrador refrendó su compromiso con sus paisanos y todos los mexicanos para no fallarles en su lucha que encabeza contra la corrupción en el país para impulsar su desarrollo.

“Vamos a transformar al país y a realizar un verdadero cambio, porque no voy a enlodar o ensuciar el nombre de Tabasco. Vamos a hacer historia entre todos y acabar con la corrupción”, puntualizó ante miles de sus paisanos.

Dijo que con los recursos que antes se iban al caño de la corrupción, ahora se usarán para alcanzar los cambios que necesita México. Y ejemplificó: “se acabará el huachicol, porque se robaban 65 mil millones de pesos y 800 pipas de combustible diariamente. Esto se acabó”, aseveró en la Unidad Deportiva del poblado cardenense.

El Ejecutivo federal señaló que con esos recursos ya se aplican distintos programas sociales, como el de los apoyos a Adultos Mayores, quienes reciben dos mil 550 pesos mensuales, el doble de lo que percibían anteriormente. Así como el respaldo a personas con discapacidad, quienes reciben un apoyo similar.

Resaltó que los jóvenes también serán beneficiados con tres mil 600 pesos mensuales mientras que se capacitan en un oficio u otra actividad laboral. Y añadió que los estudiantes del nivel medio superior se harán acreedores a una beca de mil 600 pesos cada dos meses, y los alumnos de estudios superiores recibirán un pago de dos mil 400 pesos.

Informó que además habrá créditos a la palabra a productores de ganado en el país, y se otorgarán seis mil pesos de créditos a un millón de pequeños comerciantes bajo el esquema de Tandas para el Bienestar.

Poco antes del evento, el presidente de México y el mandatario tabasqueño visitaron el Vivero Militar de Cárdenas, ubicado en el 57 Batallón de Infantería, uno de los 11 semilleros donde productores sembrarán 266 millones de árboles frutales y maderables en los primeros dos años de la puesta en marcha de esta iniciativa.

También acudieron a la ceremonia los secretarios de Bienestar, María Luis Albores González; de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; y de Energía, Rocío Nahle García; así como los presidentes del Tribunal Superior de Justicia, Enrique Priego Oropeza; del Congreso local, Tomás Brito Lara; y el alcalde de Cárdenas, Armando Beltrán Tenorio.