Seleccionar página

Jorge Jesús de la Cruz

Mucho se ha dicho de qué en las elecciones cuando Andrés Manuel López Obrador está en las boletas, es demoledor, conociéndose como Efecto Peje, pero eso sucedió siendo perredista en 2006 y 2012 por lo que no se puede anticipar nada en esta ocasión que contiende por Morena, partido que se formó en su mayoría por quienes le seguían estando en el PRD y es la primera vez que va a las urnas con estas siglas.
Donde no queda duda alguna, es que en Tabasco la población en su mayoría va a darle el voto, por el paisanaje, pero de eso a que vaya a jalar la votación de manera automática con los demás candidatos de Morena, es muy difícil que pueda ocurrir, debido a que la población observa en muchos casos, son políticos con un gran pasado lleno de corrupción quienes están de candidatos.
Si en Tabasco la gente vota por la persona, no hay motivo para suponer que el Efecto AMLO vaya a ser determinante el primero de julio, es más, si algún candidato de Morena supone que va a ganar por ese motivo, que no se confíe, seguramente será de los que pierdan.
En Tabasco, López Obrador no ha podido ser determinante en algunos casos específicos. En tres ocasiones puso de candidato al Gobierno a Raúl Ojeda Zubieta y nunca pudo ganar, no era un buen prospecto, y eso que vino en muchas ocasiones a hacer campaña, no lo logro. Otro caso, impulso de manera decidida a Octavio Romero Oropeza para la alcaldía de Centro en dos ocasiones, tampoco pudo ganar, considerando que en la elección extraordinaria del 2016, estuvo casi de manera permanente en la entidad.
En ambos casos, Obrador no ha podido convencer al electorado, pese a que se mantuvo de manera constante haciendo campaña. No hubo ese Efecto Peje por el cual muchos apuestan ahora. Quizás la única diferencia sea la del 2012, con la apuesta a favor de Arturo Núñez, pero en ese caso, se juntaron muchos factores, como el hartazgo de la corrupción de Andrés Granier, y el mal candidato que puso el PRI, además la izquierda estaba en un solo bloque, ahora están unos en Morena y otros en el PRD, hay escenarios distintos.
Al ser la primera ocasión que Obrador estará en las boletas por Morena, no se puede suponer que el Efecto Peje será contundente. En Tabasco muchos candidatos son ampliamente cuestionados por su oscuro pasado y aunque tenga asegurado el voto a su candidatura, difícilmente podrá jalar a todos a que voten en cascada por Morena.
Es un espejismo lo que hay alrededor de los candidatos de Morena, la gente sabe bien la importancia de votar sin equivocarse, por lo que aunque en Tabasco ganará Obrador, el resto de los morenistas, se va a llevar una sorpresa. Ya lo verán.
E-mail: jorjes99@hotmail.com
Síganme en twitter @jorgedelacruz99