Seleccionar página

Jorge Jesús de la Cruz

Desde hace días se vienen generando varias expresiones en relación a la manera de votar el primero de julio. En particular llama la atención la postura de Morena con Andrés López Obrador al decir que quieren 6 de 6, en referencia a que se tendrán seis boletas y la intención es buscar el carro completo, sin importar la calidad moral y las propuestas de los candidatos.
En 2006 y 2012 estando Obrador en las boletas, arrasó en Tabasco, ganando muchos candidatos por el denominado Efecto Peje. Ahora las condiciones no son las mismas, en primera, porque la izquierda está dividida, mientras algunos se fueron a Morena, también es relevante la cantidad de simpatizantes que se quedaron en el PRD que siguen simpatizando con su aspiración.
La segunda, muchos candidatos están muy cuestionados y la gente no está dispuesta a dar un cheque en blanco con el 6 de 6. Sobra decir donde están las inconformidades, porque es casi generalizada, ya que pasaron por encima de los estatutos para imponerlos y obviamente les darán voto de castigo.
Al respecto hay que puntualizar varios aspectos. La gente si va con Obrador, de eso no hay la menor duda, pero no con los demás candidatos; ya lo midió el paisano que por eso convoca al 6 de 6, sabe bien que muchos abanderados tienen una mala imagen que por eso se dará el tan traído y llevado voto cruzado. No hay garantía del carro completo, y así se verá el 1ro de julio.
La gente al interior de Morena no está de acuerdo en ese llamado del 6 de 6, reiterando que con Andrés Manuel hay todo el respaldo, pero hay sus reservas para hacer caso a votar de manera masiva. No basta con pedirle al pueblo que voten parejo, cuando los candidatos son cartuchos quemados.
López Obrador estará solamente en una boleta de las seis que le darán al elector en la casilla y no queda la menor duda que miles de tabasqueños la cruzaran a su favor; pero es muy diferente que la gente cruce las demás boletas por los candidatos que recomienda El Peje. No es un buen aval, ya se ha visto con las 3 ocasiones que impuso a Raúl Ojeda y 2 ocasiones a Octavio Romero, la gente no mordió el anzuelo y rechazaron darles el voto.
Así se dará en esta elección, por más que todos los candidatos exploten la imagen de AMLO en sus propagandas, deben entender que solamente estará en una boleta, la de presidente, no va en la de Gobernador, ni en ninguna otra, de tal manera que si cruzaran la boleta por el paisano, y aunque el resto abriga esperanza de que irán en cascada los electores cruzando Morena, se equivocan, ya que es más importante revisar los perfiles de los candidatos de los otros partidos. Con AMLO será 1 de 6, en las otras 5 no hay manera.

E-mail: jorjes99@hotmail.com
Síganme en twitter @jorgedelacruz99