Seleccionar página

Jorge Jesús de la Cruz

El viernes 11 de mayo se realizará el primer debate entre candidatos al Gobierno del Estado, el formato no será idéntico al que se dio el domingo con los presidenciables, de entrada hay un solo moderador, pero lo que está marcando la diferencia es la postura que tiene el árbitro electoral, respaldado por los representantes de 4 candidatos, están negando el uso de carteles para poder presentar gráficamente parte de la información que vayan a presentar.
La comisión respectiva que preside David Cuba determinó que ningún candidato presente carteles, esto representa un grave retroceso, es una propuesta que fue respaldada por los representantes de Adán Augusto López, Manuel Paz, Jesús Alí y Gina Trujillo. Los únicos que defienden la presentación de carteles son los enlaces de Gerardo Gaudiano y Oscar Cantón.
La excusa de David Cuba es de que la presentación de carteles servirá para denostar a los candidatos, cuando en el debate del domingo, los participantes los usaron para reforzar sus dichos, y es una práctica que se ha venido realizando en ejercicios parecidos. Pero la postura del IEPCT se observa retrograda, limita la libertad de expresión de los candidatos, y sobre todo, exhibe el autoritarismo para defender a alguno de los que no están de acuerdo con esta decisión.
Lo desafortunado de esto, es que los consejeros electorales siguen dando de qué hablar en este proceso, con sus decisiones, siguen generando incertidumbre, sin que nadie pueda enmendarles la plana en casos como el hecho de rechazar la presencia de carteles en el debate. El encuentro del 11 de mayo debe servir para que el electorado se norme un criterio sobre los seis candidatos, más allá de lo que anden diciendo las encuestas, donde por cierto no miden a todos, pero al ponerle candados, dejan mucho que desear y de antemano podemos destacar que no va a dar los resultados que se esperan.
Si Adán Augusto dice estar al frente de las encuestas, a qué le tema para no querer la presencia de carteles en los demás candidatos; si Gina Trujillo, quien dice tener las manos limpias, derivado de tanto gel antibacterial que usa, y pedía seis debates, porque entonces se niega al uso de esa herramienta. De Manuel Paz y Jesús Alí, es lo de menos la decisión que hayan adoptado, sin embargo, hay un mal precedente al prestarse a esas estrategias del IEPCT.
Si no tienen nada que temer, deberían exigir los candidatos al árbitro que no ponga reglas arcaicas, al final de cuentas, lo que se vaya a mostrar en los carteles no saben qué tipo de información pueda ser. No cabe duda que el IEPCT sigue haciendo las cosas al revés, no dan una, y van a complicar las cosas conforme se avance hacia la fecha de la elección. Deben rectificar.

E-mail: [email protected]
Síganme en twitter @jorgedelacruz99