Seleccionar página

Jorge Jesús de la Cruz

Gustavo Rosario Torres compareció ayer por segunda ocasión en el Congreso local como parte de la glosa del 5to informe de Arturo Núñez, dando cuenta de las acciones realizadas para mantener la gobernabilidad del estado como responsable de la política interna. Hay resultados importantes, ya no se permiten plantones y bloqueos, se resuelven las inconformidades mediante el dialogo, para evitarle problemas a terceras personas.

Si bien es cierto que muchas protestas puedan tener justificación, es el recurso que utiliza la población para hacerse escuchar cuando una autoridad no los atiende, también es de reconocer que Gustavo Rosario sale al frente en estos casos, donde lo primero que hace, es pedirle a los inconformes que todo lo diriman en forma civilizada, porque a nada lleva actuar con cerrazón.

Hay una enorme diferencia entre los resultados que se tienen del manejo de la política interna con Gustavo Rosario, a diferencia de su antecesor, el cual se justificaba no le permitían mucho margen de maniobra para proceder; se supone que la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos, establece con claridad cuáles son las obligaciones, facultades y atribuciones de cada funcionario, según el cargo a desempeñar y eso es lo que está haciendo el Secretario de Gobierno, sin excesos, todo dentro del marco jurídico.

Rosario Torres es un hombre de mando firme, no de mano dura, que son dos cosas diferentes. Sabe bien el tamaño de la responsabilidad conferida por el gobernador Arturo Núñez y entrega resultados; su recia personalidad lo hace ver como un político frío, al contrario, es una gente con afectos, tampoco es monedita de oro, porque por la naturaleza de su encargo, no está para quedar bien con nadie, sino de velar por mantener la gobernabilidad.

Ha sido alcalde, diputado local, diputado federal, funcionario en la administración de Roberto Madrazo, Procurador con Andrés Granier, asesor de muchos políticos, coordinador de giras presidenciales, su hoja de servicio es amplia y en todos los lugares donde ha estado, los resultados entregados son los que cuentan para seguir enriqueciendo su biografía política y personal.

Desde la Secretaría de Gobierno, Gustavo Rosario tendrá la responsabilidad que el proceso electoral del 2018 se lleve con normalidad, dentro de las atribuciones que el Gobierno Estatal tiene; será enérgico con aquellos candidatos que pretendan alterar el orden social que se vive; su aspiración es entregar buenas cuentas, lo está haciendo y al terminar su labor podrá decir una vez más, misión cumplida.

Es un hombre de retos, el que se puso por delante desde que asumió la Secretaria de Gobierno, los ha cumplido cabalmente
E-mail: jorjes99@hotmail.com

Síganme en twitter @jorgedelacruz99